12 claves para el venezolano que no tiene pensado emigrar

Pese a la crisis, en el país todavía hay algunos aspectos positivos de los cuales los venezolanos que deseen quedarse pueden sacar ventaja. El abogado y corredor inmobiliario Roberto Orta Martínez definió en 12 puntos una serie de acciones para quienes no tienen pensando migrar a otro país y deseen triunfar en el país actual

A continuación, las 12 claves:

1.  Orta considera que en la actualidad hay negocios que siguen siendo rentables y otros que dejaron de serlo. Una cosa es cierta: quienes deseen “atrincherarse” en la crisis deben reinventarse e innovar. El corredor inmobiliario menciona algunos casos de éxito que se han vuelto muy populares en los últimos años: la creación de los camiones de comida o foodtrucks, los centros de enseñanza, las agencias de carros usados o la proliferación de agencias de lotería.

Antes de cerrar tu negocio, explora cambiar de rubro y entra en negocios que produzcan divisas o cabalguen la hiperinflación“, recomienda Orta. Y destaca que es importante recordar que Venezuela es uno de los pocos países en el que los gastos operativos siguen siendo bajos: luz, agua, gasolina, mano de obra, impuestos y otros. 

2. Reactivar las relaciones. Orta sugiere enfocarse en aquellas amistades que continúan en el país y con las que hemos compartido en el pasado. “Nada tiene más valor que alguien sepa de dónde vienes y tu historia personal. Afuera eres un perfecto desconocido y tienes que empezar de cero para darte a conocer y surgir”, dice Orta.

3. Reúnete con gente que haya decidido quedarse y que sea exitosa en este entorno. “Si un buen amigo se va, lo despediremos y le desearemos lo mejor, pero hay mucha gente creativa que sigue en Venezuela dispuesta a innovar y operar en el país hasta que se concrete el cambio”, apunta el corredor, “así estaremos en la cresta de la ola cuando otros quieran regresar”.

4. Aprovecha los espacios que dejan los que se van y escala posiciones. Si eres profesional, capta la clientela de los que se fueron y aprovecha que hay menos competencia para destacar.

5. Disfruta de las cosas positivas que te sigue ofreciendo el país y que extrañan quienes se van: nuestra gente, nuestro clima, nuestras instalaciones y nuestros paisajes.

6. Aprovecha los precios bajos. Compra propiedades, negocios, acciones de clubes, electrodomésticos, equipos electrónicos. “Carlos Slim, uno de los hombres más ricos del mundo, aprovechó la crisis de los 80 en México para comprar empresas y bienes a precios de gallina flaca”, dice Orta.

7. No te compadezcas de tí mismo por vivir en Venezuela. Es tu decisión personal y punto. En su mayoría, quienes estamos acá lo hacemos por convicción propia, conocemos las ventajas, las desventajas y los riesgos. “Muchos países han pasado por crisis y guerras peores que esta y las han superado”, apunta.

8. Ayuda a los más afectados, a tus familiares, compañeros de trabajo o empleados, fundaciones, casas de ancianos y otros. No sólo la ayuda es económica, puedes dar charlas o cursos sobre un tema que manejes. La mayoría no tienen las herramientas para superar la crisis.

9. Aunque no debemos pensar todo el día en política y debemos concentrarnos en nuestros objetivos, no dejemos de luchar por el cambio. “Aunque hoy parezca que está todo perdido, el madurismo está en su peor momento, político y económico, nacional e internacionalmente. Esto pasará mucho más rápido de lo que pensamos”, opina Orta.

10. No siempre el que está afuera está bien y no siempre el que está en Venezuela está mal. “Datanálisis hizo un estudio que dice que la cuarta parte de la población venezolana vive de las remesas, ahorros o ingresos en divisas, por lo que la hiperinflación no los afecta. Si no estás en este grupo, busca a toda costa entrar en él. En ningún país de Latinoamérica se puede vivir con 300 dólares”.

11. Mantente activo en tu gremio, en el colegio de tus hijos, en tu condominio, en tu universidad. Tu participación hoy es más necesaria que nunca para estos espacios.

12) Capacítate. Nuestras universidades e institutos siguen teniendo una oferta académica de alto nivel a precios accesibles: diplomados, posgrados y cursos. Explora y actualízate.

Fuente: http://efectococuyo.com/

Sabores de Ander: un poco de Venezuela en Perú

Vivir de la gastronomía en uno de los países con los mejores chefs y restaurantes del continente es un desafío para cualquier persona. Especialmente cuando lo que se cocina no es típico peruano. Marquesas, hallacas, tequeños, arepas, bombas y empanadas son algunas de las comidas que cocina y vende Ander, un emprendedor venezolano que se animó a aceptar el reto.

“Cuando llegué hace cuatro años sólo había dos lugares de comida venezolana”, explica Ander, quien obtuvo su estatus de refugiado poco tiempo después de haber realizado la solicitud. Y agrega: “En ese momento no conocían la arepa, las bombas, no conocían la comida venezolana, entonces fue mucho más difícil. El peruano es muy arraigado a su comida, no fue fácil entrar al negocio. Fui haciéndolo poco a poco”.

Ander y varios miembros de su familia tuvieron que irse de manera forzada por una situación de amenaza y violencia en su país de origen. “Tuvimos que salir por tierra, no había pasajes aéreos por la demanda o estaban al doble y viajamos durante 5 días”, cuenta mientras corta ajíes en el living de su casa.

Al comienzo tuvo que sortear muchas piedras en el camino. En algunas ocasiones le quedaba toda la mercadería sin vender y la perdía porque se tenía que consumir en el mismo día. Sin embargo, no se dio por vencido. Continuó cocinando, buscando opciones, capacitándose y también siempre ayudó a sus compatriotas a comenzar.

“A los que llegan los ayudo a conseguir el departamento donde quedarse, estoy pendiente, la gente también me ha colaborado muchísimo”, relata. Hoy en día tiene un local junto a su tío, solicitante de asilo, además vende comida venezolana en ferias, realiza pedidos para locales y para venta ambulante. Los vendedores con los que trabaja son en su mayoría venezolanos. “Ya hay un boca en boca, ellos trabajan conmigo hasta que consiguen otro empleo: es una ayuda para su comienzo”.

Siempre le gustó la gastronomía, si bien se dedicó a estudiar administración comercial y a manejar negocios de ramas tan diversas como la estética y la computación en su país de origen. Cuando llegó al Perú cambió su rumbo y comenzó a cocinar platos que sabía hacer como las hallacas, un tamal salado relleno con guiso. “Es un plato típico venezolano para diciembre. En nuestras mesas siempre el 24, el 31 va a haber. Viene de nuestra cultura afroamericana de la época de la colonia donde nuestros africanos que estaban de esclavos en Venezuela recogían las sobras de lo que la gente dejaba en las mesas y empezaron a preparar ese plato. Y desde ahí se hizo muy gustoso y muy sabroso”, detalla.

Con el apoyo de Encuentros-Servicio Jesuita de la Solidaridad, fundación que implementa los programas de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) en Perú pudo contar con un acompañamiento y asesoría para su formación productiva en pastelería en uno de los Centros de Educación Técnica Productiva (más conocidos como CETPRO), y en fortalecimiento de capacidades en el curso “Crea y Emprende” del Ministerio de la Producción.

El curso de emprendedores le sirvió mucho porque lo orientó “en cuanto al producto qué debes vender, cómo lo debes vender y cuál es el mercado donde se debe desenvolver el mismo”. “Creo que lo más práctico para cualquier persona del mundo cuando sale de su país es que nos puedan brindar una herramienta de trabajo para que nos podamos desenvolver en cualquier parte; electricidad, corte y costura, peluquería”, reflexiona Ander.

“Él es una persona perseverante, estratégica y siempre con la disposición de aprender y ayudar a sus compatriotas”, destacó Diana Palomino, responsable del área de medios de vida de Encuentros-SJS.

Actualmente se siente tranquilo ya que la mayoría de su familia llegó a Lima. “El venezolano comparte mucho. El tipo de vida del venezolano es de mucha calidez y compartir”, cuenta. Además está entusiasmado con una serie de proyectos que quiere encarar este año y que le permitirán expandir su negocio y realizar lo que más le gusta: producción a gran escala para negocios y empresas.

Por un lado, realizar un estudio físico, químico y biológico a las marquesas (postre venezolano) para poder venderlas en gran cantidad y conseguir el dinero para invertir en una máquina cortadora de masa que le ahorraría hasta cinco horas de trabajo diarias. Por otro lado, Ander sueña con tener su propio programa de TV online: “Quiero publicar por YouTube clases de comida, para enseñarle a la gente a cocinar, para eso tengo que acondicionar el espacio, debería hacer un modular y colocar una cocina plana”.

La de Ander es una entre las más de un millón de historias de las personas venezolanas que han dejado su país. Entre 2014 y diciembre de 2017 más de 100.000 personas venezolanas solicitaron asilo en el mundo y otras 190.000 han recurrido a otras alternativas legales que les permiten permanecer de manera regular en la región, según información de distintas fuentes recolectada por el ACNUR y disponible en el Portal de Datos.

En Perú, se estima que a octubre de 2017 más de 15.000 solicitantes de asilo de origen venezolano habían presentado su solicitud ante la Comisión Especial para los Refugiados (CEPR). Perú continúa demostrando su solidaridad con la población venezolana, tanto respecto de las personas que requieren protección internacional como refugiados y acuden al sistema de asilo así como con las medidas adoptadas para facilitar su regularización migratoria mediante el Permiso Temporal de Permanencia (PTP), que actualmente permite obtener una residencia temporaria por el plazo de un año a las personas de esta nacionalidad que hayan ingresado al territorio nacional hasta el 31 de diciembre de 2018.

 

Fuente: http://www.acnur.org

Estudiantes de la Unexpo concretan cuatro emprendimientos

Las universidades son espacios para soluciones de problemas cotidianos y una muestra es la Unexpo, vicerrectorado Barquisimeto, en donde tras dos días la universidad concretó cuatro proyectos de emprendimiento a través de las “Universidades innovan” del programas StarUp Venezuela.

En esta ocasión poco más de 300 participantes, entre estudiantes, profesores, administrativos y personal obrero del Vicerrectorado de Barquisimeto y del núcleo Carora expusieron sus ideas, las desarrollaron y como resultado se presentaron cuatro proyectos.

Entre propuestas que se concretaron destaca la creación de “UnexpOn”, un sitio web, que tuvo como objetivo el acercamiento de estudiantes y profesores en aulas virtuales. “Bank of Technology”, que consistió en la rehabilitación de un salón de clases para la formación de un banco de componentes. Ambos proyectos, obtuvieron el primer lugar, según se informa en boletín de prensa de la casa de estudios superiores.

Los grupos restantes plantearon un sistema de identificación QR, que servirá para mantener un control sobre todo el personal de la institución, además del laboratorio de emprendimiento, cuyo propósito es promover la difusión ideas y realizar charlas de innovación.

La evaluación estuvo a cargo de destacadas personalidades del mundo empresarial, gubernamental y universitaria, entre ellos: Alberto Gámez, Fedecámaras; Kristina Romero, Gobernación de Lara, Rodolfo Yépez, presidente de Digitel Lara, Milagros Gómez de Blavia, concejaal del municipio Iribarren y Rita Elena Añez, en representación de la Unexpo,.

La comunidad unexpista celebró el éxito de esta actividad, agradeciendo la oportunidad de crear proyectos y ejecutarlos por ellos mismos, donde contribuyen al progreso del país, afirmando que la Unexpo no se detiene ni en tiempos de crisis.

Fuente: http://www.elinformador.com.ve

Promueven programa de inclusión educativa para discapacitados

La importancia de incluir personas con discapacidad en la educación fue uno de los aspectos abordados en el primer foro Juventud y Discapacidad, en el que los ponentes destacaron el valor de la tecnología para lograr ese objetivo. La mayoría de los asistentes tenía algún tipo de limitación física y varios de ellos relataron sus experiencias

“Estudiar es un proceso que a las personas con limitación se les dificulta. Tengo que reproducir los libros digitalizados con la lectura de pantalla. He aprendido a trabajar el cuádruple así, pero la Universidad Monte Ávila, con su pensamiento humanista, ayuda mucho”, expresó Orlando Abreu, estudiante con discapacidad visual que cursa Comunicación Social en la UMA.

La casa de estudios trabaja desde hace cuatro años con el Programa de Inclusión Educativa en el Centro de Estudio para la Discapacidad, con el fin de adaptar el entorno universitario a personas con algún problema físico.

“Parte de lo que realiza este programa es que a los alumnos con discapacidad, en ciertas etapas, les asignamos un estudiante de apoyo, el cual está cumpliendo servicio comunitario. Él se convierte en su guía, en sus ojos, en parte de su cuerpo, dependiendo de la condición”, dijo Silvia Silva, directora del centro, en el foro efectuado en la Mega Sala Digital Movistar.

La especialista en tecnología a distancia Tibaire Labrador indicó: “Si a los niños desde pequeños les mejoramos el acceso a la educación a través de la tecnología, vamos a optimizar sus competencias en estudios superiores y opciones laborales”.

La universidad promueve, además, la cultura inclusiva para personas con discapacidad a través de actividades como instruir el lenguaje de señas a través de la Fundación para la Asistencia, Formación e Investigación de la Discapacidad.

La iniciativa es de la Fundación Telefónica, el Centro de Estudios para la Discapacidad de la UMA y la Confederación Sordos de Venezuela.

“Nos unimos para concientizar sobre la educación porque en Venezuela existen leyes que no se han aplicado en el área educativa y todos tenemos derecho a la educación”, expresó Juan De Gouveia, presidente de Consorven.

Fuente: http://www.el-nacional.com

Fundaciones se aliaron para ofrecer más de 1.200 platos de comida al mes a niños desnutridos

Tres fundaciones unidas por una causa. Cuatro Por Venezuela consolida su alianza con la fundación Acción Humanitaria por Venezuela con el apoyo al programa Nutriendo La Esperanza con el que se busca atender a la población de Turgua, zona rural de El Hatillo en Caracas.

Gabriela Rondón, cofundadora y directora del programa de alimentación de la fundación Cuatro por Venezuela, informó que “hemos establecido una alianza con Acción Humanitaria Por Venezuela desde sus comienzos. Trabajamos en el área de alimentación apoyando varios programas de comedores escolares con el suministro de alimentos básicos como lo son arroz, granos, avena, pasta, harina pan, gelatina, entre otros. Estamos muy orgullosas de trabajar y apoyar todo el trabajo que se realiza desde Acción Humanitaria por Venezuela”.

Con el apoyo de Cuatro Por Venezuela se garantiza que se preparen 1200 platos de comida al mes para beneficiar a los niños y adultos de la comunidad de El Caracol en Turgua, zona rural de El Hatillo, a través de la implementación del programa Nutriendo La Esperanza que atiende de manera integral a este sector ofreciéndoles atención médica, educación y alimentación a los niños y adultos de este sector.

Rondón explicó que Cuatro Por Venezuela “es una organización sin fines de lucro comprometida a ayudar a las personas con pocos recursos en las áreas de salud, alimentación y educación que comenzó en octubre de 2016 gracias al esfuerzo de cuatro mujeres venezolanas motivadas a ayudar a las personas mas necesitadas en nuestro país”.

Por su parte, Jeanette Moreno, coordinadora de Acción Humanitaria por Venezuela, agradeció el apoyo de Cuatro por Venezuela “por el compromiso y trabajo que realizan articulando y generando alianzas para atender a las poblaciones más vulnerables del país”.

Destacó que gracias a las donaciones de alimentos que mes a mes envían Cuatro por Venezuela el programa Nutriendo La Esperanza garantiza alimentación a niños entre 2 y 12 años que presentan cuadros de desnutrición. “En total son 1200 platos de comida al mes, lo que quiere decir que son 3600 comidas trimestralmente y 14.400 platos de comida al año”.

La fundación habilitó diferentes opciones para que todas las personas interesadas en apoyar puedan hacerlo en bolívares a través del enlace https://app.pagoflash.com/pagoclick/process/Nd6oBVt y desde cualquier parte del mundo pueden aportar en https://www.razoo.com/story/Accionvzla.

Quienes deseen contactar a Acción Humanitaria por Venezuela pueden seguirlos por su cuenta de Instagram @AccionVzla.

Fuente: http://si-venezuela.com

Fundación Ambiental Ecoprácticas impulsa proyecto “Huertos para la Vida”

La Fundación Ambiental Ecoprácticas busca promover el proyecto “huertos para la vida” a fin de impulsar la siembra de diversos rubros de forma sustentable con material reciclable.

Tomando en cuenta las formas en como se siembra a gran escala, la fundación busca que los entusiastas al tema reutilicen vasos plásticos o cualquier recipiente que sirva para la siembra.

En las escuelas, normalmente se asigna a los jóvenes a la germinar semillas, pero en este caso, la idea fundamental es tener un huerto sustentable para la vida.

En un reciente video divulgado por la fundación, explican el proceso de cultivo, de manera tal que sea de fácil aplicación para quienes se entusiasmen.

Por ser huertos pequeños, lo ideal es que siembra sea de rubros que tengan un tamaño moderado, de acuerdo al área donde se colocará.

Acá el video completo:

Fuente: http://si-venezuela.com

¿Cómo cambia la tecnología nuestros hábitos de lectura?

Leer es una de esas actividades que se realizan durante toda la vida. Para estudiar una carrera, formarse en un área determinada, adquirir una nueva habilidad, leer las señales de tránsito, informarse sobre lo que ocurre en el mundo o simplemente aprovechar un momento de entretenimiento: leemos prácticamente a lo largo de todo el día.

Sin embargo, el avance de la Tecnología ha comenzado poco a poco a cambiar la forma en que leemos y cómo realizamos esta actividad. Su presencia en prácticamente todos los ámbitos de la vida cotidiana ha llevado a la lectura cada vez más cerca de las pantallas y lejos del papel, pero a la vez, ha facilitado la posibilidad de leer a lo largo de todo el día.

Diferencias entre papel y pantalla

Un estudio realizado por la científica noruega Anne Mangen, que fue publicado en la Revista Internacional de Investigación Educativa ScienceDirect, revela cómo la comprensión de un cuento es diferente cuando este se encuentra en papel que cuando se lee mediante una pantalla.

El estudio denominado “Lectura de textos lineales en papel versus pantalla de computadora: efectos en la comprensión lectora” tiene el objetivo de determinar cómo el pasaje de un material a otro puede cambiar la forma en que leemos.

Aunque este se centra en los impactos en la comprensión lectora para estudiantes del ámbito escolar en Noruega, permite entender los cambios que la Tecnología crea en todo tipo de lectores.

Los hallazgos de esta investigadora prueban que, tras leer textos impresos, los estudiantes obtienen mejores puntajes en sus pruebas de comprensión lectora en comparación a quienes leen textos digitales.

Además, esta investigadora plantea que algunos aspectos particulares de la forma en que se estructuran los textos digitales pueden ser los grandes causantes de estas diferencias.

El problema de concentración

Uno de los cambios en los hábitos de lectura más evidentes que se han dado con el uso de la tecnología es que obtener la concentración es cada vez más difícil en determinados dispositivos.

Con el libro en papel, siempre se pueden silenciar otros dispositivos y concentrarse únicamente en la hoja que se tiene delante. Sin embargo, al leer en los teléfonos celulares es cada vez más difícil evitar las distracciones.

Las constantes notificaciones que llegan, el cambio en la iluminación de la pantalla y la simple tentación de acceder a alguna de las tantas aplicaciones disponibles pueden causar que el foco de atención cambie, y por lo tanto se originen problemas de concentración.

¿Qué es mejor? ¿Qué conviene elegir? Dependerá de las necesidades de cada individuo, pero lo cierto es que la tecnología está cambiando la forma en que leemos.

Fuente: https://www.rosario3.com

6 joyas arquitectónicas y artísticas de Caracas

A los caraqueños les cuesta destacar qué es lo que más les gusta de la ciudad.

Muchos responden que la cordillera del Ávila, que separa la capital de Venezuela del mar Caribe.

Pero hay más.

En el listado observaremos sitios icónicos de la ciudad de los techos rojos.

1. Paseo de los Próceres

El Monumento a los Precursores
El Monumento a los Precursores incluye un obelisco y una figura ecuestre

Este conjunto de monumentos, inaugurado en 1956, es el reflejo de la formación de un país.

“Representa lo que se ha llamado la escenografía del culto a la nacionalidad“, explica el investigador y experto en arte Eduardo Tovar.

“Este culto fue una prolongación en la tradición de las hegemonías del poder político en nuestro país por cultivar en el imaginario colectivo las ideas de nación e identidad bajo las figuras y acciones fundamentales de la historia patria”.

Se extiende 700 metros de monumentales piezas de mármol que buscan homenajear a los héroes de la patria en el marco de un agradable diseño con alamedas y fuentes.

Estatuas del Paseo de los Próceres
Los próceres y las principales batallas de la Independencia se mezclan en el complejo escultórico
La estatua de Simón Bolívar
La estatua de Simón Bolívar es la más destacada entre los próceres

Y lo hace sobre piedra y mármol. Ahí aparecen héroes, gestas y batallas “en el marco de un desarrollo monumental y urbanístico”.

El blanco del mármol, el verde de la vegetación se mezclan para hacer un alegato nacional a los próceres con la figura central de Simón Bolívar y el recuerdo de las grandes batallas de la Independencia del reino de España.

Destacan el monumento a los Precursores, que cuenta con obelisco de 21 metros y una estatua ecuestre, y los dos monolitos o prismas que forman parte del monumento a los Próceres.

“Es un homenaje perenne a la venezolanidad“.

2. La Esfera de Jesús Soto

La Esfera de Jesús Soto
La Esfera de Jesús Soto se encuentra junto a una transitada autopista.

Entre el pesado tráfico de la autopista encontrar a una orilla la esfera naranja de Jesús Soto resulta una sorpresa y un alivio.

Fue inaugurada en 1997 y tras el deterioro producto de los años y el vandalismo por el preciado aluminio, pasó por dos importantes procesos de restauración, uno en 2006 y otro en 2014.

El venezolano Soto, fallecido en 2005, es uno de los principales representantes del arte cinético del siglo XX, al que pertenecen otras obras presentes en Caracas como la Fisicromía Homenaje a Andrés Bello.

Otra de ellas es el Abra Solar de Alejandro Otero, que también ha sufrido el vandalismo. Las aspas de aluminio que la forman fueron desapareciendo poco a poco. Para el año 2005 sólo quedaba la estructura.

La Esfera de Jesús Soto
La Esfera está compuesta por 1.800 láminas de aluminio naranja.

La Esfera de Soto está compuesta por 1.800 varillas de aluminio suspendidasdesde una estructura metálica de 12 metros de altura. Esas varillas, de color naranja, construyen en conjunto la imagen de la esfera flotante que puede apreciarse desde la autopista.

‪”La experiencia de observar la Esfera de Soto desde el movimiento del carro ofrece una riqueza visual extraordinaria, afirma Ana María Carrano, gerente ejecutiva del IAM (Institutional Assets and Monuments of Venezuela), que busca preservar y destacar la riqueza patrimonial del país.

“Esta obra se ha convertido en símbolo de la Caracas contemporánea”.‬

3. El Silencio

Urbanización El Silencio
“Uno de los primeros intentos arquitectónicos de impronta moderna en Caracas”

Esta urbanización, en el centro de la ciudad, es uno de los puntos emblemáticos de la capital venezolana.

La plaza O’Leary es el punto central de un complejo cuya reurbanización entre 1942 y 1943 fue ideada por Carlos Raúl Villanueva y considerada la primera obra de la arquitectura moderna venezolana.

“El Silencio es quizá uno de los primeros intentos arquitectónicos de impronta moderna y de gran envergadura urbana en la Caracas del siglo XX”, le cuenta a BBC Mundo Eduardo Tovar.

Tiene en cuenta espacios diseñados para la socialización de sus habitantes con amplios corredores aporticados que tomaban en cuenta el clima y las costumbres caraqueñas.

En la plaza destaca la fuente de Las Toninas, cuatro figuras femeninas heterogéneas, híbridas, complejas, reflejo de un espacio para el encuentro que al mismo tiempo responde a las necesidades de una ciudad cada vez más motorizada.

“Villanueva combinó elementos coloniales, como las arcadas y los patios internos, en una estructura moderna, de pasillos abiertos adaptados a nuestro clima tropical”, afirma Ana María Carrano.

4. Aula Magna de la Ciudad Universitaria de Caracas

Las Nubes de Calder
Las Nubes de Calder no sólo tienen función estética, sino acústica.

El Aula Magna como ejemplo de toda la Ciudad Universitaria de Caracas, declarada Patrimonio Mundial de la Unesco en 2000.

Con la integración de arquitectura y arte, Carlos Raúl Villanueva buscó entre 1940 y 1960 la llamada “Síntesis de las Artes Mayores”.

Participaron 25 artistas, diez de ellos extranjeros.

Entre los edificios, los murales y el urbanismo de un campus con corredores cubiertos destaca el Aula Magna, sobre todo por los 31 platillos aéreos, las llamadas Nubes, del escultor estadounidense Alexander Calder.

Ciudad Universitaria de Caracas
El arte y la arquitectura se mezclan en la Ciudad Universitaria de Caracas

“Cada una tiene una función acústica según el ángulo. Algunas absorben el sonido, otras lo proyectan, algunas lo magnifican”, explica a BBC Mundo Danyuli Weffer, del Consejo de Preservación y Desarrollo de la Universidad Central de Venezuela.

“Es la obra más grande de Calder en todo el mundo”, agrega dentro de una sala pensada hasta el más mínimo detalle para conseguir una acústica perfecta.

La falta de inversión se deja sentir más en los murales a la intemperie y la jardinería de la Ciudad Universitaria.

5. Salón Elíptico

Detalle de la pintura de la Batalla de Carabobo
El mural sobre una bóveda de 26 metros de largo es una proeza artística y técnica

Es la Capilla Sixtina de Venezuela y algunos dicen que del todo el siglo XIX.

Como si fuera una foto panorámica de las que ahora toman los celulares, sobre la cúpula del edificio que es sede del poder legislativo venezolano se encuentra la representación de la Batalla de Carabobo, del pintor Martín Tovar y Tovar.

La pintura sobre la cúpula oval de 26 metros de largo fue todo un alarde técnico para la época.

Exterior del Salón Elíptico
Sobre la cúpula del Palacio Legislativo de Caracas no se sesiona.

“La gran proeza de Tovar es haber ideado técnicamente una obra que iba a ser colocada en una superficie cóncava sin que las figuras se deformaran”, cuenta Eduardo Tovar.

Otras batallas como las de Ayacucho y Boyacá, así como La Firma del Acta de Independencia, de 1883 y también de Tovar, decoran sus paredes. El propio acta se encuentra allí, guardada en un cofre que sólo se abre una vez al año.

El triunfo de la oposición en las elecciones legislativas de diciembre de 2015 supuso la reapertura al público del Palacio Legislativo, una casa de estilo colonial con un patio interno y donde se encuentra el Salón Elíptico.

Patio interior del Palacio Legislativo.
El Palacio Legislativo se asemeja a una casa colonial.

El general Antonio Guzmán buscó reconstruir allí la epopeya de la independencia, que hasta entonces no tenía registro iconográfico.

“El proyecto de Guzmán es utilizar el arte como propaganda política“, afirma Tovar.

6. Iglesia de San Francisco

Iglesia de San Francisco
La iglesia de San Francisco es la iglesia colonial mejor conservada en Caracas.

Enfrente del Palacio Legislativo se encuentra la iglesia de la época colonial mejor conservada de Caracas.

Lo que comenzó como una capilla a fines del siglo XVI se convirtió en lo que es la iglesia actual en el XVIII, cuando en 1745 se decide ampliarla.

‪”Además de su valor arquitectónico, esta iglesia tiene una importante colección de retablos, esculturas y pinturas que son testimonio artístico de nuestro período colonial”, afirma Carrano.

Retablo Mayor de la Orden Tercera de San Francisco
El Retablo Mayor de la Orden Tercera de San Francisco es una de las joyas de la Iglesia de San Francisco.

Entre ellos destaca el Retablo Mayor de la Orden Tercera de San Francisco, considerada una obra maestra del tallista Domingo Gutiérrez.

En ese mismo siglo se empieza a construir Caracas como un centro urbano cada vez con mayor intercambio comercial.

“De todas las iglesias del periodo colonial, ésta es la que ha conservado mejor su fisionomía colonial”, dice el experto Tovar, que agrega que con los franciscanos se inicia la enseñanza universitaria en la ciudad.

Ese desarrollo coincide con el inicio del arte propiamente venezolano.

Fuente: http://www.bbc.com

Venezolanos realizan diversos emprendimientos en Ecuador

Los venezolanos no solo llegan a Ecuador en busca de empleo. Invertir también se ha convertido en una alternativa y es el caso de Roberto Vásquez, de 34 años, era dueño de una empresa de plomería y electricidad en Caracas. Cerró el negocio, vendió su camioneta y su moto, y se fue a Ecuador.

Salió de Venezuela en autobús y con 3.500 dólares en su maleta. Llegó a Guayaquil el 22 de septiembre pasado y un mes después abrió el restaurante Los Chamos, en Sauces, en el norte de la ciudad portuaria.

Este interés en busca de nuevas oportunidades también se refleja en un aumento de la inversión extranjera directa, que llega desde Venezuela a Ecuador. Entre enero y octubre ingresaron al Ecuador 10 millones de dólares desde Venezuela, cinco veces más de lo recibido en iguales meses del 2016 cuando se registraron 2,5 millones de dólares.

También, la diseñadora de modas venezolana, Laura Villagómez, arribó a Ecuador el 9 de noviembre del 2016 y empezó a confeccionar ropa a la medida. En noviembre pasado abrió el emprendimiento Diyclub, junto a las ecuatorianas Daniela Armendáriz y Lelis Triana, para capacitar a emprendedoras y dueños de fábricas textiles en la elaboración de ropa interior y trajes de baño. Para ello, invirtieron en cinco máquinas de coser e insumos (la mayoría ecuatorianos). La inversión inicial fue de 4.500 dólares. Diyclub tiene dos locales, uno en Quito y otro en Guayaquil, y en marzo abrirá uno adicional en Sangolquí (Pichincha). Villagómez tenía en Venezuela un taller de costura con 10 empleadas y dos tiendas.Pero aunque trabajaba entre 14 y 16 horas diarias “nunca tenía dinero, ni para comprar un pollo asado”.

Daniel Regalado, vocero de la Asociación Somos Venezuela en Ecuador, explica que las inversiones también se concentran en restaurantes y panaderías. La razón está en que estas iniciativas generan liquidez inmediata y una rápida recuperación de costos. En el restaurante Los Chamos trabaja casi toda la familia Vásquez. Roberto decidió traer a su mamá, porque ella “tiene la sazón” y prepara desayunos y almuerzos. Por ahora lo que obtiene del restaurante, unos 600 dólares al mes, lo destina a cubrir los gastos del negocio y de su familia, pero espera que las ventas aumenten.

El número de venezolanos que decide quedarse en Ecuador aumentó. Según datos de la Subsecretaría de Migración del Ministerio del Interior, el 21% de los venezolanos que arribó en el 2017 no registró su salida. Ese año se quedaron en Ecuador 61.138 ciudadanos, 12 veces más que en el 2015, cuando la cifra fue 5.144.

Fuente: http://si-venezuela.com

‘Seasteading’: ¿es posible vivir en edificios flotantes en medio del océano?

Hace unos años esta idea podría parecer imposible de plantear. Sin embargo, ahora está tecnológicamente al alcance: ciudades flotantes en aguas internacionales. Se habla de Estados-nación independientes y autosuficientes en el mar.

Durante mucho tiempo, la ciencia ficción ha fantaseado en películas o novelas con el concepto “seasteading”. Hoy en día, hay empresas, académicos, arquitectos e incluso un gobierno trabajando juntos en un prototipo de viviendas permanentes que estará listo para 2020.

En el centro de la iniciativa, se encuentra el Seasteading Institute, una organización sin fines de lucro con sede en San Francisco. Fundada en 2008, la organización ha pasado casi una década tratando de convencer al público de que vivir y navegar en el mar no es una idea descabellada.

El proyecto está financiado parcialmente a través del “initial coin offering”, una alternativa para las start-up a la hora de recaudar dinero sin vender acciones o recurrir a capital riesgo, desde Silicon Valley y Wall Street. En esencia, una nueva forma de llevar un crowdfunding.

Esta opción, teniendo en cuenta el aumento del nivel del mar debido al cambio climático y el dudoso rumbo que está tomando la política mundial, puede parecer atractiva y realmente práctica.

A principios de este año, el gobierno de la Polinesia Francesa acordó permitir que el Seasteading Institute comenzara a realizar ensayos en sus aguas. La construcción de esta ciudad flotante podría comenzar antes de lo esperado, y los primeros edificios, el núcleo de una ciudad, podrían contar con habitables en tan solo unos pocos años.

“Al construir una ciudad flotante, se estaría llevando a cabo la creación de un nuevo país”, afirma Joe Quirk, presidente del Seasteading Institute, al New York Times. “Podemos crear una gran diversidad de gobiernos para una gran diversidad de personas”.

El término “seastading” se acuñó en 1981, cuando el ávido navegante Ken Neumeyer escribió un libro, “Sailing the Farm”, que trataba sobre vivir de forma sostenible a bordo de un velero. Dos décadas después, parece que la idea de Neumeyer está convirtiéndose en realidad.

Fuente: http://www.atlantida.travel