Cocina venezolana para el mundo: cómo la migración ha proyectado los calderos criollos

Venezuela y todo lo que tenga que ver con ella, marca pauta y deja huella. Su comida no es la excepción.
La oleada migratoria ha exportado los calderos criollos y permitidos que muchos, en diversas latitudes del mundo, se deleiten con lo más tradicional de nuestra gastronomía.

Fe de ello pueden dar quienes han incursionado en el negocio en el exterior, ya sea como emprendedores o como trabajadores. También quienes conociendo del tema, como los chef, confirman que los ajíes y el onoto tienen en estas tierras de Dios, un sabor particular.

Periodistas con trayectoria en Barquisimeto, Luis Gómez Carrera y Minna Vargas migraron a Chile, donde bajo el sello de Riquísimo Cafe, han logrado que muchos sureños se apasionen con la explosión de sabor del trópico, la selva y los Andes, concentrados en un solo plato.

Desde allá comparten su experiencia y hasta anécdotas que conmueven

¿Por qué crees que la cocina venezolana ha calado en el gusto de otras culturas, sobre todo latinoamericanas? Por la variedad y la combinación de ingredientes. Los venezolanos somos muy creativos, nos la ingeniamos para hacer platos sabrosos mezclando varias cosas sencillas. Nuestra propuesta culinaria como país es colorida, porque así somos en esencia.

¿Según la experiencia de ustedes, cuáles son los platos tradicionales de Venezuela más exportados?
El pabellón, la arepa, los cachitos.

Por otra parte, y también según su experiencia, ¿cuál es el plato venezolano más gustado en el exterior?
En el caso de Chile el pabellón. A los chilenos les fascina la combinación de todos esos sabores tan diversos en un solo plato. Les llama la atención la mezcla de lo dulce del plátano con lo salado de los demás ingredientes. Algunos no se arriesgan a probarlo, pero la mayoría lo hace y siempre vuelven a comer su pabellón venezolano. Para nosotros es un orgullo mostrar nuestra cultura a través de la comida.

Cuáles diferencias y similitudes encuentran entre la cocina tradicional venezolana y la de otros países del continente? (ingredientes, preparaciones, etc)
La comida chilena a diferencia de la venezolana es simple y no mezcla muchos ingredientes que es una característica muy nuestra. En Latinoamérica en general conocen poco esa combinación maravillosa de dulce y salado. Por ejemplo el pabellón con el plátano dulce, el patacón con el plátano maduro, el lomo prensado con papelón, el golfeado con queso… esa combinación nos distingue.

¿Han vivido la experiencia de que un (a) extranjero (a) descalifique frente a ustedes los platos criollos o la cocina tradicional venezolana…, qué han sentido y cómo lo han manejado? Afortunadamente no nos ha ocurrido, al contrario, valoran muchísimo la gastronomía venezolana, aplauden que todo este proceso migratorio haya ampliado el paladar de los chilenos.

Por el contrario, estando en el extranjero, qué es lo más halagador que han escuchado decir de los platos tradicionales venezolanos?
Que es una comida muy rica, sabrosa, contundente (completa y bastante), maravillosa.

¿Creen ustedes que con esta oleada migratoria, la cocina suramericana se impregne de la cocina venezolana?
Sin dudas, muchos chilenos en su país, están creciendo con el sabor y la sazón venezolana.

Estando en el extranjero, ¿la cocina tradicional permite valorar más a Venezuela?
Muchísimo y nos ha impulsado a investigar más sobre el origen de cada plato, sus preparaciones, intercambiar experiencias con Chef y cocineros de diversas regiones de Venezuela que están radicados en Chile.

Una arepa, tequeño o cachapa preparada en otro país, ¿sabe igual o diferente a los preparados en Venezuela, y usando los mismos ingredientes?
Sabe distinto, dependiendo de la óptica que la enfoques. Por ejemplo el queso no es igual, el ají dulce mucho menos, que son ingredientes claves, pero cuando pruebas un pabellón o una cachapa o un tequeño, a miles de kilómetros de tu país, te transportas al terruño, extrañas, añoras a la familia, te conectas con recuerdos y eso multiplica la magia y el sabor de cada plato o comida.

¿Qué es lo que más extraña de la comida venezolana?
El ají dulce, el apio, el casabe, el pescado frito, el majarete, los buñuelos, la cachapa con queso y cochino frito. Hacer hallacas, parrilla o hervido con la familia.

Si tuviera que asociar las arepas, los tequeños, las cachapas y otros manjares criollos, con sentimientos, cuáles serían? La comida venezolana es alegría, amor, nostalgia; los tequeños son alegría; las hallacas nostalgia por la familia. El quesillo, azúcar para el corazón.

Dato Curioso Todos los días el programa de alimentación escolar en Chile sirve más de 3 millones de platos en todo el país a los estudiantes de educación básica y media. El año pasado hicieron un estudio con un equipo que integró a varios ministerios. Constataron que los niños hijos de migrantes tenían problemas de integración porque no se sentían complacidos con la comida que les servían en los comedores, no les gustaba, la dejaban.De allí que comenzaron a hacer pruebas introduciendo platos haitianos, peruanos y venezolanos, durante la semana, combinando con platos chilenos, y desde ese momento notaron grandes cambios. Los niños se comían todo. Y a partir de este año escolar se aprobó incorporar el pabellón venezolano una vez al mes, en todas las escuelas del país, eso significa 3.000.000 de pabellones. Imagínense lo que eso significa logísticamente y desde el punto de vista cultural es algo que nos llena de muchísimo orgullo.

Fuente: https://www.elinformador.com.ve/

Fundación Cuatropés, “Proyectos para el País Porvenir”, se crea en diciembre de 2016 para promover procesos editoriales, propuestas, estudios, proyectos y documentos que contribuyan a definir al País Porvenir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *