Como la innovación llevó a Israel a ser líder en materia de salud

Desde laboratorios donde se desarrolla una nueva generación de medicamentos elaborados a partir de la placenta materna, pasando por dispositivos portátiles de visión y hasta píldoras con cámara incluída, los desarrollos más sorprendentes en el campo sanitario israelí.

Israel es sinónimo de innovación y adelantos tecnológicos. Si bien son conocidas sus inversiones e innovaciones en el campo militar o de la agricultura, en los últimos años el sector de la medicina se vio multiplicado y mejorado por las nuevas ideas, medicamentos y dispositivos electrónicos para la salud que están revolucionando la comunidad local y la internacional por el valor de las nuevas invenciones exportadas a otros mercados.

El país es, junto a Corea del Sur, el que destina una mayor parte de sus recursos a Investigación y Desarrollo (I+D), con un 4,2% de su PIB, prácticamente el doble que la media mundial.

Así, la medicina en Israel, que es pública, y los avances científicos relacionados con este campo se encuentran entre los mejores del mundo. Y no lo dice cualquiera. Un ejemplo de esto son los hospitales de campaña desarrollados por el cuerpo médico de las Fuerzas de Defensa de Israel, obtuvieron la calificación más alta que estos centros de atención temporales de emergencias pueden recibir a nivel mundial.

Luego de que la Naciones Unidas los clasificaran en el nivel tres, el más alto posible, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció a estos centros médicos ambulatorios como los líderes a nivel mundial.

Otro ejemplo concreto fue el envío de ayuda médica en el 2015 cuando sucedió el devastador terremoto de Nepal. El hospital de campaña enviado por Israel, tuvo capacidad para llevar a cabo complicadas cirugías y prestar servicios como un hospital convencional durante varios meses después de ocurrido el desastre.

Pero además de esto, existen desde los últimos años distintas iniciativas de emprendimiento en Israel que están cambiando la forma de tratar y de curar a las personas.

No se trata solamente de nuevos medicamentos para el tratamiento de enfermedades o de sofisticados procedimientos de cirugía. Varias iniciativas científicas y empresariales israelíes están permitiendo que personas comunes y corrientes tengan mejores oportunidades para acceder a novedosos tratamientos, logren buena atención en menos tiempo y sean capaces de gestionar de una manera más ágil sus problemas de salud.

La revolucionaria manera de “volver a ver”

Después de desarrollar la empresa “Mobileye”, especializada en sistemas de alertas de conducción y visión para vehículos autónomos, y venderla en 15 mil millones de dólares, los desarrolladores Shashua y Aviram, decidieron utilizar los conocimientos adquiridos para emprender otro gran desafío: OrCam Technologies Limited: una solución para personas con discapacidad visual.

“Se trata de un pequeño dispositivo adjunto a los anteojos que reconoce texto en 40 idiomas y lo traduce en sonido. Además, integra tecnología de reconocimiento facial para indicar a su usuario el nombre de la persona que tiene delante, siempre que lo haya registrado previamente”, explicó a Infobae Rafi Fischer, director de comunicación de Orcam.

Por sobre todas las cosas, sirve para devolverle gran parte de la autonomía de las personas ciegas o con visión muy disminuida; las protege de situaciones incómodas o peligrosas y les permite un mayor control de su entorno. Esto gracias a que permite la lectura auditiva de todo lo que rodea al usuario.

Una ayuda para evitar el abuso de los antibióticos

Se sabe que uno de las mayores preocupaciones de los médicos es la creciente tendencia de automedicación de sus pacientes. Muchos de ellos acaban abusando de los antibióticos cuando sienten que alguno de los males que los aquejan tiene su origen en una infección bacteriana.

Esto es altamente inconveniente, pues de este modo los microorganismos desarrollan resistencia a distintos tipo de fármacos. Si bien acabar con la automedicación es complicado, hay un emprendimiento en Israel que quiere detener el mal uso de los antibióticos con un nuevo producto llamado ImmunoXpert.

Se trata de un kit de diagnóstico, lanzado por la firma MeMed, que permite determinar si una enfermedad infecciosa es de origen viral o bacteriano. Por supuesto, el ImmunoXpert está llamado a convertirse en un aliado fundamental para los médicos que quieren establecer con certeza qué tipo de infección afecta a sus pacientes y así medicarlos de manera correcta y segura.

La pastilla cámara que lo ve todo

Pillcam es, como indica su nombre en inglés, una cámara en una cápsula. El paciente se la traga para que los médicos puedan visualizar y diagnosticar el problema. El procedimiento se puede realizar sin necesidad de hospitalización, reduce tiempos y costos y, gracias a la calidad de la imagen que provee, consigue diagnósticos más precisos.

El laboratorio Given Imaging desarrolló esta cámara minúscula que se traga y transmite miles de fotos del tracto digestivo. Estas fotos, de gran calidad (dos por segundo durante ocho horas), pueden detectar pólipos, cánceres y fuentes de sangramiento. Son enviadas a un chip que las almacena y luego se vuelcan en una computadora para que el médico las examine. El paciente expulsa la cámara por el recto.

Un recordatorio médico

El no recordar a tiempo cuándo debe tomar sus remedios y cuál es la dosis indicada, hace que ciertos tratamientos fallen. Conscientes de esa necesidad, los hermanos israelíes Omri y Rotem Shor desarrollaron una aplicación para teléfonos inteligentes llamada MediSafe y que no sólo resuelve el problema de los recordatorios alarmas que indican que es la hora de una dosis de fármacos, sino que es capaz de establecer contacto con un familiar del paciente en caso de que no haya registro de que el medicamento ha sido consumido.

Fuente: http://www.cciu.org.uy

Fundación Cuatropés, “Proyectos para el País Porvenir”, se crea en diciembre de 2016 para promover procesos editoriales, propuestas, estudios, proyectos y documentos que contribuyan a definir al País Porvenir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *