Efecto inmigración: restos venezolanos ya compiten con peruanos y mexicanos

En los últimos años se multiplicaron los emprendimientos gastronómicos con comida típica del país caribeño en Buenos Aires. Aseguran que cada vez más argentinos se vuelcan a probar los platos.

Los tacos mexicanos y el ceviche peruano, dos de las estrellas de la gastronomía Latinoamericana, tienen nuevos “contrincantes” en las calles porteñas: las empanadas, las arepas y los pepitos venezolanos. Con la masiva llegada de inmigrantes del país caribeño en los últimos años (se estima que fueron más de 100.000), proliferaron en la Ciudad de Buenos Aires los restaurantes y bares con comidas típicas de esa región. Apuntados inicialmente para sus compatriotas, distintos emprendedores reconocieron que con el correr del tiempo esos platos se volvieron todo un éxito también entre los argentinos.
“Hay un crecimiento de comercios venezolanos, sobre todo en estos últimos años, que es proporcional al crecimiento de la población de compatriotas. Es una cuestión de oferta y demanda”, sostuvieron desde la Unión de Venezolanos en Argentina, una asociación civil que asesora a quienes llegan al país con los trámites migratorios. De esos emprendimientos se hace eco “Cuáles cambures”, un directorio de negocios y productos de ese país en Argentina, que tiene más de 40 mil seguidores en Instagram y en su página web figuran más de 60 locales gastronómicos en Capital Federal. “Por mi propia experiencia noto un aumento de locales. También notamos que hay cada vez más interés del público argentino en nuestra comida. Pero hay mucha gente que no la conoce y por eso estamos organizando ‘La noche de las arepas’, para el 6 de abril, donde todos los restaurantes ofrecerán ese plato al 50%”, señaló Diana, una de las responsables del sitio web.

Típica. Las arepas es el plato típico en todos los restaurantes venezolanos. Hechas con harina de maíz, puede tener distintos rellenos.
Típica. Las arepas es el plato típico en todos los restaurantes venezolanos. Hechas con harina de maíz, puede tener distintos rellenos.

La Carbonera, ubicado en Palermo, es un local especializado en empanadas venezolanas. “Empezamos hace cuatro años, como parrilla, pero no funcionaba y nos especializamos en empanadas. Hoy en día el público argentino está más abierto a probar cosas nuevas. Lo que más piden es nuestra empanada típica: la masa es de maíz, frita y muy grande; rellena con carne sazonada a lo venezolano, poroto, queso y plátano maduro frito”, aseguró Ramón García, propietario del restaurante, quien luego de trabajar en distintos locales gastronómicos, pudo abrir su propio negocio. “Influyó mucho en el crecimiento de los locales la cantidad de personas que migraron en los últimos dos años. Al que llega se le hace sencillo emprender con comida, primero de manera más casera y luego pueden progresar”, agregó García.

Palermo parece ser la meca de los locales gastronómicos venezolanos. Aunque estos se extienden también a otros barrios. Uno de ellos, cuyo nombre no pasa desapercibido, queda en pleno centro porteño. “Maduro C… e Tu Madre”, ubicado en Viamonte al 800, abrió hace dos meses y su dueño, Alexander, asegura: “Hasta ahora ha sido muy buena la recepción de nuestra comida. En cuanto al nombre del restaurante, ha tenido bastantes críticas, tanto positivas como negativas. El nombre es una protesta con relación a lo que pasan muchos venezolanos”. Alexander llegó hace cuatro meses al país con la idea de abrir un restaurante. “En Venezuela tengo uno dentro de una reconocida universidad”, señaló, a la vez que detalló: “Al principio los clientes eran 100% venezolanos, pero rápidamente al argentino le gustó la comida. La arepa se vende bastante. Pero más se vende el pepito: un pan, como un sándwich, de 25 centímetros, relleno de pollo, carne y salsas, más papas fritas, que cuesta entre $160 y $250”.

También en el centro, más precisamente dentro de la Galería Jardín, se encuentra Guaica Bar o, como se denomina en su página web, “un oasis en la city”. Allí es posible comer “sopas, platos, arepas, postres y otros bocados alegóricos”, además de tomar “el mejor ron del mundo” o tragos tropicales. “Más allá de la comida, ofrecemos música típica y una ambientación especial. Toda una experiencia. Viene gente a comer al mediodía, que sale de la oficina y pasa un rato distinto”, sostuvo Javier, su dueño, quien contó: “Hace cinco años que tengo el bar. Pero en los últimos dos se notó un aumento en la llegada de venezolanos y mucha gente comienza con sus emprendimientos”.

Hace tres meses, Sabrina y su novio se hicieron cargo de “TuArepa.com”, un comercio que ofrece delivery y cuenta con un pequeño lugar para comer en Recoleta. “Los argentinos compran incluso más que los venezolanos, y lo que más piden son las arepas. Si bien en un principio estaba apuntado sólo a venezolanos, que a los argentinos les guste tanto nos beneficia”, señaló. Daniela, encargada del local Changir en Villa Crespo, explicó por su parte: “A los venezolanos nos gusta trabajar y nos gusta la gastronomía, por eso abren muchos locales de este tipo”.

Fuente: https://www.ambito.com/

Fundación Cuatropés, “Proyectos para el País Porvenir”, se crea en diciembre de 2016 para promover procesos editoriales, propuestas, estudios, proyectos y documentos que contribuyan a definir al País Porvenir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *