En la gloria de Pan Comido

El movimiento de emprendedores en Venezuela tiene historias tan interesantes como la de Juan Pablo Márquez, un joven merideño, ingeniero electricista, que terminó siendo panadero artesanal autodidacta, un oficio que lo apasiona y al cual se dedica a tiempo completo a través de su empresa Pan Comido, un laboratorio que se encarga, gracias a su masa madre de elaboración propia (la llama “la pichona”), a hacer deliciosas variedades de su producto, a base de fermentaciones largas.

“La dificultad es que hay que tener paciencia”, dice Márquez, explicando que es un proceso que puede llevarse hasta unas seis horas, tiempo suficiente para deleitarse con unas cuantas tazas de café y luego volver a amasar. “Elaborar este rico alimento con masa madre, forma heredada de los egipcios, aporta más aroma y también un toque más sabroso”, nos detalla este exitoso emprendedor que también cautiva a la audiencia en sus redes sociales con @Pan_Comido

Pese a las bondades de la masa madre, este método se ha perdido en Venezuela debido a la industrialización de la panadería, por lo que Juan Pablo Márquez se propuso a recuperar la técnica con la “Experiencia Panarra”, una  aventura sensorial que a Márquez no le gusta describir como un “curso”, sino como una práctica que busca activar todos los sentidos de sus participantes y enseñarles que cuando se trata de pan cualquier combinación es buena.

La Experiencia Panarra  es la forma de Márquez llevar al público la manera como se hace pan en su laboratorio, donde los mitos o esas formas místicas que envuelven al panadero se derriban con demostraciones y hechos científicos, además de enseñar a los participantes que el pan no es difícil de hacer si tienes la paciencia para que la química de la masa haga su trabajo.

La Experiencia Panarra comenzó en Caracas, luego viajó hasta Puerto La Cruz, Lechería y ya se ha realizado con frecuencia, pero la meta es llegar cualquier rincón de Venezuela y del mundo, porque este proyecto es indetenible.

Todo aquel que se precie de ser un amante de la panadería debe vivir la experiencia panarra, que deja marca entre los hacedores del mágico alimento, mejor conocido como pan.

Fuente: http://diariodelosandes.com/

Fundación Cuatropés, “Proyectos para el País Porvenir”, se crea en diciembre de 2016 para promover procesos editoriales, propuestas, estudios, proyectos y documentos que contribuyan a definir al País Porvenir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *