La nueva Venezuela se afianzará en el emprendimiento

El dirigente político Julio Manzo es un convencido de que para salir de la profunda crisis que atraviesa el país es necesario impulsar, desde ya, un modelo productivo basado en el emprendimiento y la tecnología para que los jóvenes sean el motor económico de la nueva Venezuela que está por venir.

Manzo recalcó que es el momento de reinventarse para frenar la diáspora, de fomentar la iniciativa privada y un medio de producción diferente al que se ha manejado. “Tenemos que dar un viraje, Venezuela tiene condiciones favorables, como el bajo costo de la mano de obra y la calidad de la manufactura para exportar productos a mercados competitivos”.

El también miembro de la directiva de la Asociación de Ejecutivos del estado Carabobo, argumentó su propuesta en la “exportación de conocimientos”, a través de la cual empleos relacionados con la tecnología de la información, como el marketing digital y la creación de páginas web, han tenido mucha demanda. “Incluso varios profesionales como psicólogos, arquitectos, ingenieros, han sido capaces de generar relaciones con empresas fuera del país, sin necesidad de emigrar. Esa es la apuesta que hemos hecho muchos jóvenes para frenar la diáspora”.

Manzo, politólogo egresado de la Universidad de Carabobo, manifestó que es necesario un cambio político para tener condiciones claras, que permitan a los jóvenes seguridad personal y jurídica para trazar proyectos a mediano y largo plazo, como lo hacen las organizaciones exitosas. “Necesitamos una inversión importante en tecnología, actualizar mucho de nuestra industria, para eso requerimos que quienes manejen el país inspiren confianza para recibir financiamientos que permitan iniciar los proyectos”.

Profesionales a prueba de crisis

Al ser consultado sobre cómo lograr sortear el colapso de los servicios públicos, evidenciado recientemente con un apagón nacional de cuatro días, mencionó que los venezolanos se están entrenando para ser profesionales a prueba de crisis y una vez  normalizado el país quedará una ventaja adaptativa gigantesca. “En la sociedad del siglo XXI no le gana el grande al pequeño, le gana el rápido al lento, y el venezolano por las características que hemos estado viviendo, se ha hecho extremadamente rápido, adaptable, cada tres meses nos ponen una nueva dificultad, pero igual salimos adelante”.

Manzo lamentó que el modelo rentista petrolero convirtió a los ciudadanos en individuos más dependientes de un Estado involucrado en casi todas las actividades económicas. “Esto fomentó que de alguna manera la iniciativa nacional disminuyera casi al punto de desaparecer, y surgiera una economía basada en el comercio, en detrimento de la producción de valor, de bienes y servicios. Lo vemos al comprobar que hoy prácticamente no exportamos nada”.

Fuente: https://www.el-carabobeno.com/

Fundación Cuatropés, “Proyectos para el País Porvenir”, se crea en diciembre de 2016 para promover procesos editoriales, propuestas, estudios, proyectos y documentos que contribuyan a definir al País Porvenir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *