Los helados de nitrógeno llegaron a Venezuela con N7

A diferencia de las tradicionales, la heladería N7 tiene un concepto único. Como trabaja con nitrógeno, no necesita congelar sus mezclas durante horas para obtener la consistencia característica de los helados

¿Qué sucede cuando un helado se congela en menos de un minuto? La respuesta es simple: se logra una textura mucho más suave y sin cristales. Hasta hace una semana esto era algo totalmente imposible en Venezuela pero, gracias a N7, la primera heladería de nitrógeno, este acto de magia se puede hacer en la capital del país.

IMG_0972

Hace año y medio, Fernando Melchert y John Machado apostaron por emprender en Venezuela dentro del sector de alimentos. Fernando comentó que en un principio ellos tenían pensado inaugurar un restaurante de comida asiática; sin embargo, un viaje a Estados Unidos les hizo cambiar de opinión y les abrió los ojos hacia un camino mucho más frío.

“En una ocasión que viajé fuera del país tuve la oportunidad de probar los helados de nitrógeno. Rápidamente, John y yo nos dimos cuenta de que si lo amoldábamos al mercado venezolano podía ser todo un éxito. Aparte yo ya contaba con experiencia previa en el área de alimentos”.

Además, Melchert agregó que tanto él como Machado buscaban un emprendimiento que no implicara importación. De esta manera, el enfoque consistía en crear, desde cero, un proyecto 100 % venezolano que resaltara y promoviera los aspectos positivos del país.

Una vez estructurada la idea, los futuros socios contactaron a los proveedores de nitrógeno, quienes no solo le facilitaron el ingrediente clave, sino que también le ofrecieron la orientación y la formación necesaria para manejar correctamente el elemento químico.

Es así como, luego de mucho esfuerzo, se inauguró el pasado sábado 27 de abril la primera heladería de nitrógeno de Venezuela. A diferencia de las tradicionales que se encuentran en el país, N7 no necesita congelar durante horas sus productos para lograr la consistencia característica de los helados.

IMG_0997

“El nombre proviene de la abreviatura del nitrógeno en la tabla periódica”.

Y, ¿cómo funciona? El recorrido en N7 comienza al escoger la presentación y el tamaño que se desea: yei, uff, wow, barqu. Fernando señaló que estos nombres peculiares se crearon para que, de una forma original, las personas reconozcan y se identifiquen con la marca. Acto seguido, el cliente debe seleccionar la base con la que desea que su helado sea preparado; esta puede ser de leche o de yogurt.

IMG_1010

Posteriormente, se elije el sabor del helado; hoy en día N7 cuenta con seis opciones: parchita, limón, café, chocolate, Toddy y vainilla. Para cualquiera de ellas, la marca se asegura de utilizar ingredientes naturales; por ejemplo, para el de chocolate utilizan cacao y para los sabores de parchita y limón utilizan el jugo de la fruta. Con ello, N7 logra ofrecer helados naturales preparados con ingredientes frescos y de la mejor calidad posible.

“Queremos crear más sabores, así como opciones que se adapten a las temporadas y a los días festivos”.

Luego, el cliente debe escoger el topping que desea. En N7 hay una gran variedad de ingredientes que van desde Samba, Chocochitas, Ovomaltina y Flips hasta galletas artesanales de chocolate y chispas. Si la persona no se puede decidir por una sola opción existe la posibilidad de pagar por los extra mix que quiera.

IMG_1005

Una vez que todo este proceso está listo, la magia comienza. En seguida, un integrante del equipo de N7 coloca todos los ingredientes en un bowl y añade un poco de nitrógeno. Al segundo, una especie de humo comienza a salir lo que indica que los elementos líquidos se están transformando en helado.

“La temperatura del nitrógeno es de 195 ° C. Es tan frío que la mezcla se congela súper rápido; esto contribuye a la eliminación de cristales en el helado. Mientras más pequeños y unidos estén los cristales mejor va a ser la textura del helado”- explicó John.

En las heladerías tradicionales, este proceso es completamente diferente. En ellas, los helados se congelan mucho más lento y, por lo tanto, sus partículas son mucho más grandes y se encuentran más separadas. Esto ocasiona que, a la hora de comer el helado, se puedan apreciar los cristales en la textura del mismo. En N7 todo esto ahorra con un ingrediente clave: ¡el nitrógeno!

Cuando el humo del nitrógeno se evapora, el helado se sirve en el tamaño y en la presentación escogida. Por último, se agrega un poco más de nitrógeno para terminar de congelar y se entrega al cliente.

IMG_0956

La experiencia es única porque en menos de cinco minutos uno puede observar cómo el equipo de N7 prepara el helado. Por medio de una vitrina, la persona puede sentir el humo frío originado por el nitrógeno y en el mostrador final el cliente puede escuchar el sonido ocasionado por el contacto entre el nitrógeno y el helado.

Entonces ¿a qué sabe? John explicó que el nitrógeno en sí no tiene sabor ni textura. Este elemento simplemente es un componente del oxígeno que se utiliza para congelar y se evapora de forma inmediata al tener contacto con otros elementos.

IMG_0882

“75 % del oxígeno que respiramos es nitrógeno”.

En realidad, la diferencia importante entre los helados de N7 y los tradicionales es la textura. Mientras que en algunos helados elaborados a través de un proceso tradicional se pueden sentir los cristales, en los de nitrógeno son inexistentes.

Al contrario de los helados tradicionales que son untuosos, los de nitrógeno son sorprendentemente suaves porque su textura se asemeja a la de un sorbete. Los helados de N7 son frescos, ligeros y se derriten muchísimo más lento. Además, como se preparan al momento no necesitan conservantes.

Como planes a mediano plazo, Fernando aseguró la inclusión de una barra de café dentro de la heladería. La idea es crear un espacio de café gourmet que utilice como ingrediente clave al nitrógeno para preparar cafés fríos y calientes.

IMG_0935

“Queremos que las personas puedan satisfacer sus antojos en un solo lugar. Queremos preparar crepes, cafés, helados en pocos minutos y delante de ellos”.

Igualmente, Fernando expresó que van a ofrecer servicios para eventos, matrimonios y reuniones. Dentro del panorama de N7, también se encuentra el objetivo de franquiciar el negocio.

“No necesitamos electricidad, solo requerimos de nitrógeno para funcionar. Esto nos permite ir a fincas o a cualquier lugar donde el servicio eléctrico sea de acceso complicado”.

Recomendaciones BMS:

IMG_0984

– Nosotros pedimos un helado de base de leche, con sabor de parchita y topping de ovomaltina. El sabor de parchita nos gustó porque es 100 % natural. El helado parece un sorbete ligero. Por su parte, la Ovomaltina se congela y le da un toque especial y sabrosamente inesperado a la mezcla. Si te gusta el contraste entre lo dulce y lo ácido, esta opción es para ti.

– El hecho de estar a dieta, no es una excusa para no venir a N7 porque ¡sus helados no tienen azúcar!

– Pide orientación. La heladería cuenta con una variedad de opciones de toppings que, mezclarlos todos, no se traduce necesariamente en un mejor helado. En algunas ocasiones menos es más.

– Mientras más nitrógeno se le agregue al helado más dura será su consistencia. Por lo tanto, si te parece que el helado es muy compacto, la próxima vez que asistas pídele a cualquier integrante de N7 que no le agregue tanto nitrógeno. Todo es cuestión de gustos.

IMG_0939

Coordenadas para una helada experiencia :

– Dirección: centro comercial Plaza Las Américas, nivel Boulevard, El Cafetal, Caracas.

– Horario: 11: 00 A.M. a 8:00 P.M. De lunes a lunes

– Teléfono: 0212.988.05.34

– Instagram: @n7heladeria

– Facebook: N7 heladería

Fuente: http://elestimulo.com/

Fundación Cuatropés, “Proyectos para el País Porvenir”, se crea en diciembre de 2016 para promover procesos editoriales, propuestas, estudios, proyectos y documentos que contribuyan a definir al País Porvenir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *