Nueva York: lo último en innovación turística

Nueva York se ha distinguido siempre por un carácter innovador que imprime a todas las actividades que se desarrollan en la ciudad. Y el turismo no iba a ser menos, segmento en el que este año presenta grandes novedades con respecto a su oferta cultural, tecnológica, de experiencias, gastronomía, MICE y sostenibilidad, entre otros muchos aspectos.

Este verano abrirá en Staten Island, sobre un terreno de 929 metros cuadrados, la noria panorámica más alta del mundo gracias a sus 192 metros de altura, y la única en la ciudad, que tardará 38 minutos en dar la vuelta completa en una de sus 36 cápsulas. También contará con una terraza al aire libre y su terraza verde será una de las más grandes de Norteamérica. Será sede de conciertos, festivales y otros eventos, por lo que se espera que reciba 30.000 visitantes diarios, sumando cuatro millones al año.

Para poder acceder al segundo rascacielos más alto de Manhattan, One Vanderbil, con una altura de 426 metros, habrá que esperar un poco más, hasta 2020. Además de un restaurante y café del chef Daniel Boulud, el edificio albergará un mirador con zonas bajo techo y al aire libre, desde el que se podrá contemplar el edificio Chrysler y la Grand Central Terminal que se encuentra justo debajo.

Nueva York también ha estrenado museos, ya que el pasado mes de diciembre abrió el museo de espionaje interactivo más grande del mundo. Ubicado en el centro de Manhattan, los visitantes pueden probar sus habilidades como piratas informáticos, descifrar códigos y espiar, disfrutando de toda una experiencia tecnológica.

Asimismo, en 2019 la Estatua de la Libertad estrenará un museo que, tras una inversión de 70 millones de dólares (58 millones de euros), mejorará la experiencia del visitante. Es el resultado de la unión de recursos del National Park Service y Liberty Ellis Foundation, y contará con actividades interactivas y una experiencia de teatro inmersivo que representará la historia de la estatua y su significado para el país. El museo tendrá vistas únicas de la icónica figura desde un edificio que ha cuidado especialmente su sostenibilidad.

Las novedades también afectan a las experiencias que se pueden vivir en la ciudad, como la posibilidad de ver amanecer sobre Nueva Yorkdesde la terraza de observación del piso 86 del Empire State Building, opción disponible en determinadas fechas y horarios y limitada a 100 visitantes diarios.

La realidad virtual se “cuela” en una nueva experiencia de tour en autobús, The Downtown Experience con The Ride, que lleva a los visitantes a los sitios más emblemáticos del bajo Manhattan mientras disfrutan de una aventura histórica multimedia con seis visualizaciones que les permiten viajar en el tiempo y revivir momentos históricos relevantes.

Además la ciudad ha encontrado un nuevo uso que darles a las antiguas cabinas telefónicas , convirtiéndolas en puntos de acceso a su redwifi de alta velocidad a través de sus pantallas táctiles, y centros de recarga de batería de móviles tanto para residentes como visitantes. Disponibles desde el pasado mes de noviembre, se han instalado más de 1.000 kioscos LinkNYC en sus cinco distritos, pero se espera que en 2024 esta cifra se eleve a 7.500. Las 279 estaciones de Metro disponen asimismo de acceso wifi gratuito y cobertura móvil de algunas compañías.

El centro comercial Greenpoint, en Brooklyn, con una superficie de 2.100 metros cuadrados, alberga un espacio abierto para emprendedores que deseen crear innovaciones que favorezcan la vida urbana.

Precisamente para mantener la sostenibilidad del destino, a finales del pasado año el alcalde Bill de Blasio anunció que se realizarían siete proyectos de parques para proteger a los Rockaways de futuras inundaciones. La iniciativa, que se desarrollará a partir de 2020, pretende restaurar los humedales nativos como un amortiguador natural a lo largo de la Jamaica Bay y elevar las costas destruidas por el huracán Sandy en 2012, al tiempo que añade campos deportivos, áreas de juego y un parque de kayaks.

Un año después, para 2021, está previsto abrir el primer parque subterráneo del mundo, The Lowline, que en una experiencia piloto ya ha demostrado cómo se mantendrán las plantas bajo tierra. El nuevo parque, de 5.500 metros cuadrados, utilizará tecnología solar para facilitar el crecimiento de las plantas.

En el aeropuerto JFK, además de abrir este año el nuevo TWA Flight Center Hotel, ya disponen de una terminal de mascotas de más de 16.000 metros cuadrados donde se ofrece atención a los animales antes y después del viaje, veterinario, espacios para dormir y asistencia especial de embarque.

También este año empezarán a trabajar en la ampliación del Jacob K. Javits Convention Center, agregando más de 300.000 metros cuadrados de espacio para eventos, terraza en la azotea, espacios privados para reuniones y una sala aparte de 18.000 metros cuadrados, la más grande del noreste del país. La firma de diseño LendLease ha sido designada para liderar el proyecto.

Por su parte, los hermanos Adrià están planeando abrir su primer restaurante en Nueva York que aunará tres conceptos gastronómicos inspirados en las famosas tapas. Así, ofrecerán pizza española, un puesto de tortillas y un bar de jamón. Su apertura, en el nuevo desarrollo inmobiliario Hudson Yards, está prevista para el próximo otoño.

Fuente: http://www.caraotadigital.net/

Fundación Cuatropés, “Proyectos para el País Porvenir”, se crea en diciembre de 2016 para promover procesos editoriales, propuestas, estudios, proyectos y documentos que contribuyan a definir al País Porvenir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *