Impact Hub Caracas promueve programa Accelerate 2030 para emprendedores

Por tercer año consecutivo, la organización Impact Hub Caracas desarrolla Accelerate 2030 Venezuela, un programa de aceleración a escala internacional para emprendimientos, enmarcado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsados por la ONU, que tiene como fin aumentar la conciencia y promover el emprendimiento social.

Esta iniciativa, creada por el Impact Hub Ginebra y que llega al país gracias al patrocinio del Programa de Naciones Unidas en Venezuela (PNUD) y la compañía Total Oil & Gas Venezuela, está dirigido a emprendedores con empresas o instituciones establecidas que brinden soluciones novedosas y escalables para los principales desafíos del mundo, entre los que destacan: pobreza, agua limpia, salud y bienestar.

Presencia internacional          

La directora y cofundadora de Impact Hub Caracas, Claudia Valladares, indicó que Accelerate 2030 ofrece a emprendedores con empresas establecidas la experticia y apoyo para moldear sus estrategias y conquistar mercados internacionales, trabajar con socios claves, experimentar consultorías y ubicar expertos. Adicionalmente, diez de ellos, de resultar seleccionados, tendrán la oportunidad de disfrutar un programa especializado de escalamiento internacional, además de participar en La Conferencia del Bien Social y la Semana de la Escala Mundial en Ginebra.

Por su parte, la gerente de Accelerate 2030 Venezuela, María Alejandra Hernández, comentó que “emprendimientos ya en marcha que ofrezcan soluciones innovadoras y exitosas en materia de educación, salud, protección social, cambio climático o protección del medio ambiente, pueden aplicar en este programa a través del link: http://venezuela.accelerate2030.net/ Buscamos empresas en etapa de crecimiento que hayan desarrollado soluciones empresariales exitosas para abordar uno o más de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y ayudarlos a posicionar su impacto internacionalmente”.

Hernández detalló que el programa tiene una duración de 4 meses (de mayo a septiembre) con una preparación en los espacios del Impact Hub Caracas, donde se ofrecerá apoyo de expertos en temas claves para la internacionalización o escalamiento de emprendimientos, además de obtener beneficios como membresías, capital semilla y estipendio mensual.

Los emprendimientos seleccionados en la edición pasada de Accelerate2030participaron en los eventos globales más importantes como el Foro Social de Ginebra y la Asamblea General 73 de las Naciones Unidas en Nueva York, conectando con representantes claves del sector privado, funcionarios gubernamentales, organizaciones internacionales e inversores de impacto.

Sarah Bel, representante de PNUD Ginebra indicó que “las nuevas ideas y experimentos para abordar los problemas antiguos a través de la asociación son fundamentales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Eso es exactamente lo que ofrece el Foro Social de Ginebra que busca soluciones innovadoras, impactantes y escalables. Suiza es un espacio natural para conectar estas comunidades a la red, aprender unos de otros y acceder a oportunidades de inversión transformadoras”.

Fuente: https://www.analitica.com/

Caracas 2019 ciudad de esperanza

Las ciudades del siglo XXI se abren caminos hacia nuevos retos, no podemos dejar que nos aplaste la diatriba política, la rutina o la cotidianidad. No dejemos pasar las oportunidades que la globalización y las formas alternativas de desarrollo que se ofrecen en otras latitudes. Las ciudades débiles se ahogan en el pasado, repiten errores y no planifican escenarios alternativos. En cambio, las ciudades de primer mundo, se dirigen con paso firme al futuro, con el objetivo de mejorar la calidad de vida, el progreso personal y la satisfacción colectiva. Así lo ratifica la Nueva Agenda Urbana que plantea 17 Objetivos de Desarrollo Sostenibles, para ser cumplidos por los gobiernos nacionales y locales antes del 2030.

Nuestro escenario para el futuro inmediato no es para nada alentador, porque la ciudad es el reflejo del país, es un hecho político y por mas que los técnicos y la academia brinden sus recomendaciones son otros los que toman las decisiones. La experiencia demuestra que las urbes deben huir de la visión cortoplacista y ampliar su campo de visión, recurrir a la innovación para mejorar la eficiencia y la sostenibilidad de sus servicios; y, fomentar la comunicación y la participación, para lograr que ciudadanos y empresas se involucren activamente en los proyectos.

Sólo entre todos lograremos avanzar, sólo juntos será posible el desarrollo de una verdadera ciudad sostenible, una ciudad para la vida donde la escala humana y el espacio público, constituyan la base de la estructura urbana.

El Instituto IESE de la Universidad de Navarra  a través de su Plataforma Tecnologica Cities In Motion, ratifica que hoy más que nunca, las ciudades precisan de planificación estratégica, porque sólo así podrán plantearse vías de innovación y priorizar lo más importante para su futuro. Entre las 180 ciudades de cinco continentes, Caracas se ubica de 173, dentro de las ciudades más vulnerables, junto a Ankara, Pretoria o Riad. Ciudades caracterizadas como desequilibras y/o estancadas, con servicios ineficientes, poca accesibilidad y mucha inseguridad. Sólo un cambio radical en la toma de decisiones puede recuperar el proceso de planificación estratégica, hacerlo participativo y flexible, con un objetivo central concertado y avalado por la mayoría y con un plan de acción sostenible y vinculante que brinde seguridad, singularidad, notoriedad y estabilidad, y así, recuperar su competitividad dela capital de la República.

Adoptar la planificación estratégica urbana como metodología, la gobernanza como acuerdo entre gobiernos y las alianzas publico-privadas como base para consolidar la corresponsabilidad, son los tres aspectos clave para pasar de la teoría a la práctica. Un reto inmenso en proporciones y complejidad, que sólo será posible de afrontar con grandes dosis de co-responsabilidad público-privada, concertación de voluntades, conciliación de intereses y coordinación de esfuerzos. Necesitamos ciudadanos y autoridades conscientes, formados y preparados. Participación crítica y bien informada. Construir ciudadanía antes que ciudad.

La factibilidad de implementación de cualquier Plan depende de la situación país, porque requiere de forma imprescindible y absoluta, el apoyo de los distintos niveles de gobierno la sociedad civil y la inversión privada. El rol activo y gerencial de las administraciones locales resulta básico, así como la participación activa de la administración central (ministerios) y las empresas de servicio (Metro de Caracas, Elecar e Hidrocapital), un insumo básico para la satisfacción de las demanda ciudadana.

Caracas es un caos y Venezuela está en crisis, pero “En tiempos de incertidumbre ser optimista es una cuestión de moralidad pública, porque es necesario desarrollar políticas de gestión que generen un verdadero proceso de inclusión social. Ciudades para la Vida, que procuren igualdad de oportunidades y derechos, donde lo local brilla con luz propia.” (IX Congreso UIM).

Caracas tiene más de dos décadas secuestrada y necesita recuperarse, pensar en positivo y adoptar nuevas maneras de gestión y financiamiento. Hoy mira al 2030 y debe desarrollar una agenda local que luche contra la segregación social y espacial, procurando una ciudad inclusiva, integrada y con escala humana, armonía en la distribución de usos y densidades, poli céntrica y con expansión sostenible. Ha llegado el momento de ejercer una gobernanza inteligente que tenga en cuenta todos los factores y los actores sociales, con una visión global Las urbes se transforman, nosotros decidimos cómo. #VisiónCiudad

Fuente: https://elconstructoronline.jimdo.com/

Caracas y sus esquinas: Historias listadas para entender a una ciudad

Algo que nos define a los venezolanos vayamos donde vayamos, es esa forma peculiar de dar una dirección: más allá de sus nombres, intenta pedirle una dirección a un transeúnte para que encuentres cualquier cantidad de referencias que te harán pintoresco el camino. Luego, haz el mismo experimento con un extranjero y ya las cosas no te sonarán igual.

En la mayoría de las ciudades y pueblos de Venezuela, el tema de las direcciones es un asunto similar, salvo en Barquisimeto y en algunos rincones de los Andes. Sin embargo, hoy queremos compartirles en una primera entrega, la historia de una demarcación que se niega a morir, más allá de sus avenidas y rascacielos: las esquinas de Caracas.

¿Por qué nombrar a las esquinas de Caracas? La capital de la República, así como muchas ciudades en todo el mundo, fue testigo del crecimiento de la infraestructura y de su gente y una manera eficiente de organizar los espacios es la de asignarle características o señas que le ayuden a sus habitantes a distinguirlas entre otras tantas.

En el caso de Caracas, cada esquina guarda una historia, una referencia y hasta una razón para recordarla, reconocerla y quererla. ¿Sabías que, además de Caracas, sólo la ciudad de Mérida, Yucatán (México) es reconocible por su demarcación en esquinas? Celebremos pues este hallazgo capitalino recordando las principales historias que circulan alrededor de las esquinas más famosas de nuestra Caracas:

  1. Esquina de Angelitos: Cuenta la leyenda que el presidente (José Antonio) Páez frecuentaba la casa de una mujer ajena que estaba por esta zona y para protegerse las espaldas cada vez que iba a visitarla, mandaba a sus militares a que le “cantaran la zona”. A estos guardias que acompañaban a Páez en el menester, se les llamaba “Angelitos”.
  1. Esquina de Ánimas: En la Caracas del siglo 19, se contaba que, cuando la oscuridad llegaba al sitio se podía escuchar un coro de voces fúnebres. Unos curiosos salieron a ver de qué se trataba y se llevaron tremenda sorpresa: eran unas sombras con túnicas blancas que llevaban hachas encendidas y que solían identificarse como “Ánimas del Purgatorio”.
  1. Esquina de Carmelitas: En el año de 1725, vivía en una casona, situada al sur de la iglesia de Altagracia, doña Melchora Josefa de Ponte y Aguirre, quien para aquella fecha solicitó y logró del Rey, convertir su morada en un convento dedicado a las “Carmelitas Descalzas de Santa Teresa”. 

Esquina de Carmelitas

  1. Esquina de Cervecería: Allí antiguamente estaba localizada la fábrica de Cerveza Caracas, principal patrocinante del equipo fundado en 1942 llamado Cervecería Caracas B.B.C., y que hoy en día se le conoce como Leones del Caracas B.B.C.
  1. Esquina de Coliseo: Alrededor del año 1820, funcionó allí el Teatro Coliseo y la esquina que anteriormente se había dado a conocer como “Las Sanavrias” cambia su nombre a Esquina de Coliseo.
  1. Esquina de Cristo al revés: Se comenta que, en esta esquina, vivía un zapatero que cosía tan artísticamente tanto las zapatillas de tacón Luis XV como las botas de los soldados. Luego que un colega se instaló a pocas casas, el primer zapatero colocó de cabeza a un Cristo para presionarlo a que le alejara al competidor.
  1. Esquina de El Chorro: Las mejores bebidas de piña y papelón se despachaban en este lugar. Don Agustín Pérez se las ingenió para preparar un sistema de despacho donde, cada vez que escuchaba el sonido de un centavo caer en su alcancía, dispensaba un delicioso “chorro” de jugo a cambio. Eso sí, nunca invites a nadie a que se dé una vuelta “de Chorro a Coliseo”. Es de mal ver y desde tiempos inmemorables, ha sido un tema de broma para insinuar que alguien sufre en ese momento de disentería. 

Esquina de El Chorro

  1. Esquina de Gradillas: En esta esquina, cuenta la tradición, había una serie de gradas o gradillas (escaleras) que permitían a la comunidad bajar hasta la Plaza de Armas o Plaza Mayor de la Colonia. 

Esquina de Gradillas

  1. Esquina de la Bolsa: En esta esquina vivía la bisnieta de Don Diego de Boiza, quien fuera gobernador de la Provincia de Venezuela para el año 1542. El nombre de la esquina, en este caso, es una descomposición lingüística de “Boiza” que, con el tiempo, se transformó en “Bolsa”. También se dice que, en esa esquina, un tal Barón de Corvaia instaló un negocio de préstamo de dinero con tal fama que el Presidente Guzmán y los políticos de la época, le visitaban frecuentemente para sus operaciones bursátiles. La oficina obtuvo entonces el nombre de la “Bolsa de Caracas”.

Esquina de La Bolsa

  1. Esquina de la Romualda: Ubicada cerca del puente Catuche, esta esquina debe su nombre al nombre de la dueña de una pulpería que atendía a sus clientes en este lugar: doña Romualda Rubí. 

Esquina de Romualda

  1. Esquina de la Torre: La Catedral de Caracas no tuvo torre sino alrededor de los cien años de su fundación. Anteriormente, las campanas colgaban de unos horcones de madera que servían de campanil. El reloj de la torre fue puesto en su sitio, durante la administración del presidente Juan Pablo Rojas Paúl. Seis relojes le precedieron en la Catedral; mientras más antiguos más modestos e imperfectos. Las campanas actuales son más nuevas que el reloj; cuando vinieron de España en la primera década del siglo, se colocaron en los ocho arcos que ocupaban las anteriores, las cuales fueron vendidas para su fundición, excepto una que se llamaba “La Concepción”. Esta esquina fue el punto más activo de la capital. A su alrededor se hicieron hoteles, negocios mercantiles y cafés, todos de gran fama y animación.
  2. Esquina de las Madrices: En la Caracas donde las señoritas se asomaban a los grandes balcones para ser pretendidas por nobles caballeros, no podía faltar este tipo de esquina. Las “Madrices” eran un grupo de señoritas de sociedad, hijas del Capitán Domingo Rodriguez de la Madriz.
  3. Esquina de Las Monjas: En el siglo 17 hubo una viuda rica que dedicó su vida y fortuna a la iglesia. En el espacio donde hoy se encuentra el Capitolio Nacional, había una casa de dos pisos que funcionó como el Convento de Santa Clara. La señora viuda, sus cuatro hijas, tres sobrinas y dos jóvenes más tomaron allí los votos como monjas.
  4. Esquina de Maderero: Se llamó así por voz popular. En ese sitio existió un gran depósito de maderas y el viejo Teatro de Maderero, un lugar que se hizo popular por la representación de obras que se dieron a conocer con el nombre de “Los Jerusalenes”. Por lo demás, la esquina de Maderero ha sido un sitio donde siempre han existido grandes depósitos de madera, aserraderos y carpinterías.
  5. Esquina de Marrón: Allí estableció su domicilio don Lorenzo Marrón, caraqueño que se codeaba con la gente más distinguida durante la primera mitad del siglo XVIII. Sin embargo, su aposento no fue la razón real por la que se dio a conocer este lugar como Esquina de Marrón, sino la belleza de sus hijas, a las que cariñosamente llegaron a apodar “Las Marrones”.
  6. Esquina de Miracielos: Se cuenta que, en 1696, se desató una peste terrible en Caracas. Como no encontraban la forma de curarla y estaba acabando con la población, acudieron a Dios para rogarle el cese de la peste y sacaron en solemne procesión la imagen del Nazareno por las calles, en medio de oraciones. Al pasar por una esquina donde había un árbol de limón, la cruz del Nazareno lo tropezó y en la corona de espinas se enredaron varias ramas, cayendo cantidad de limones al suelo. La gente tomó los limones como señal del cielo e hicieron limonada. Muchos se curaron y cesó la peste. Desde entonces esa esquina se le llamó esquina de Miracielos y al árbol, lo llamaron el Limonero del Señor, tal como lo retratara Andrés Eloy Blanco en su poema “El Limonero del Señor”.
  7. Esquina de Padre Sierra: Su nombre viene desde tiempos de la Colonia. En 1766, vivió en esta esquina don Joseph de la Sierra, capellán de las monjas concepcionistas. Esquina de Padre Sierra
  8. Esquina de Pajaritos: En el lugar había una zanja y los pajaritos venían a beber agua allí. No más explicaciones al respecto.Esquina de Peláez: La familia Peláez habitó, según parece evidente, entre las esquinas de Llaguno y Cuartel Viejo, sector que recibía a mediados del siglo XVIII el nombre de cuadra de Peláez en la que la fecunda pareja hubo de poseer amplio solar para esparcimiento de tan numerosas prole. El sui géneris matriarcalismo caraqueño hizo que por largos años la esquina se llamara de “las Pélaez” feminismo repetido en muchas esquinas de la ciudad por notoriedad de sus mujeres, como fue el caso de Doña María del Carmen Peláez y Hurtado, quien casó con Don Esteban Ponte y Blanco, Caballero de la Orden de Alcántara.
  9. Esquina de Pelota: Como una contribución del pueblo vasco en los tiempos de la Compañía Guipuzcoana, se establecieron en el lugar las primeras instalaciones deportivas conocidas en la historia de Caracas. Desde entonces, se llamó el lugar “La Calle de la Pelota” y luego, hasta nuestros días, la Esquina de Pelota.
  10. Esquina de Punceres: Rememora la fabricación del primer puente de construcción solidad y perdurable que tuvo Caracas, a cargo del sargento Nicolás Puncel de Montilla.
  11. Esquina de San Francisco: Esta esquina tomó el nombre gracias a la ubicación de la Iglesia de San Francisco, edificada en el año de 1593. Esquina de San Francisco
  12. Esquina de San Jacinto: Otra esquina de ubicación. En ésta, se estableció el Convento de San Jacinto, construido en el siglo 16.
  13. Esquina de San Pablo: En esta esquina funcionaron la antigua iglesia de San Pablo y el hospital del mismo nombre. En algún momento, este también fue una cárcel. En este sitio exactamente, se halla hoy el Teatro Municipal. La iglesia de San Pablo fue derrumbada por Guzmán Blanco, quien consideró digno del espíritu progresista, demoler el pequeño templo que hoy sería una joya de nuestra arquitectura colonial, para levantar un fastuoso teatro que prestara vigor a la cultura caraqueña.
  14. Esquina de Santa Capilla: En el lugar hubo una ermita hecha por indígenas y en ésta, se realizó la primera misa en toda Caracas. La ermita fue reestructurada por Guzmán Blanco quien, aunque no era muy devoto de la religión, si lo era de la arquitectura francesa. Quizá por eso es la única iglesia que tiene en su fachada al diablo. Esquina de Santa Capilla
  15. Esquina de Sociedad: A principios del siglo 19, se encontraba en este lugar una casa que funcionó como sede de la Sociedad Patriótica en 1811.Esquina de Sociedad
  16. Esquina de Traposos: En esta esquina nació el primer negocio de ropavejeros de este lado de la capital. La esquina de Traposos colinda por el norte con la mismísima Casa Natal de El Libertador, Simón Bolívar. En la esquina vivía una familia aristócrata que se había venido a menos, al punto que la comunidad le envió un número basto de ropas viejas para que se cubrieran los cuerpos y, al saciarse de esta ropa, comenzaron a venderla y la gente comenzó a llamarle “Los Traposos”.
  17. Esquina de Veroes: Era el lugar donde tenían su hogar los hermanos vascos Francisco y Pedro “de Verois” por los días de la Compañía Guipuzcoana. El uso de este apellido vasco se modificó con el tiempo para transformarse en Veroes. 
  18. Esquina de Zamuro: El dueño de la carnicería “El Zamuro”, expendio comercial ubicado en esta zona, se hizo popular gracias a la singular forma que tenía para anunciar que había matado nuevos cerdos: cada vez que lo hacía, disparaba algunos cohetes al aire.Esquina de Veroes
  19. Esquina del Carmen: Una vieja costumbre adoptada por las familias de la Caracas de los techos rojos, era la de encomendar su hogar a un santo patrón. Una de las pocas casas que se conserva según esta tradición en la ciudad, es en la esquina del Carmen, con su nicho y su imagen de la virgen de los escapularios.
  20. Esquina del Conde: ¿Quién se imaginaría que Caracas recibiría también en su seno a miembros de la nobleza? En la Esquina del Conde, pasó. Allí, llegaron a vivir dos condes: ellos fueron Don Fernando Ignacio de Ascanio (Conde de La Granja) y Don Antonio Pacheco (Conde San Javier).
  21. Esquina del Muerto: Durante la guerra de los cinco, en las calles de Caracas, la mayoría de los heridos morían por falta de atención. Al terminar las batallas, los camilleros pasaban para recoger a los muertos. ¡Vaya sorpresa que se llevó este camillero! Un muerto se levantó y le dijo: “No. No me lleven a la tumba. Todavía estoy vivo.” Pasado el incidente, la gente relata la historia contando: “esta es la esquina donde se levantó el muerto.”
  22. Esquina El Guanábano: Otra esquina sin tanto cuento. Su nombre se debe al árbol de guanábana que en aquel sitio prestaba su acogedora sombra.
  23. Esquina El Peligro: “¡No te acerques allí muy de noche!” era algo más que una mera advertencia. Cuenta la leyenda que, para el siglo XIX, en esta esquina eran frecuentes las andanzas de malvivientes y malechores que robaban a los desprevenidos transeúntes.
  24. Esquina “Pele el ojo”: Si la anterior no te dio miedo, te hacemos la misma invitación que un día hiciera el bodeguero: “Pele el ojo” al peligro, fue el nombre que le dio a su tienda y, desde entonces, esta esquina se llamó así: “Pele el ojo”.
  25. Esquina de Socorro: En este lugar se encontraba un puesto de socorro o ayuda.Esquina de Pele el ojo

Fuente: https://www.latiendavenezolana.com/

7 han sido las Capitales de Venezuela, ¿las conoces?

Una de las primeras cosas que nos tocó aprender al entrar al colegio fueron las capitales. Así, llegamos a descubrir que la capital de Venezuela es Caracas y que la capital del estado Yaracuy –por poner un ejemplo- es San Felipe. Aprendimos que Venezuela está compuesta por 23 estados, un Distrito Capital y Dependencias Federales, cuento que, “de memoria” nos sale más que fluido; pero…

¿Sabías qué Caracas no siempre ha sido la capital de Venezuela? ¿Qué otras ciudades han sido Capital de la Nación? ¿Sabes el porqué de estas denominaciones? De eso y un poco más te compartiremos hoy información en el blog de La Tienda Venezolana. No olvides acompañar tu lectura con una exquisita chuchería venezolana, selecciona tu favorita y disfrútala a gusto en casa, mientras disfrutas esta nota.

Ahora bien, tal y como te comentamos, en los últimos 240 años de historia, Venezuela ha tenido 7 ciudades que han funcionado como capitales de la nación. ¿De cuántas de ellas, sabías que, en algún momento, fueron Capital? Acá te compartimos algunos datos al respecto sobre cada una:

  1. Santa Ana de Coro (Coro, Estado Falcón)

Centro Histórico de Santa Ana de Coro

Es la primera Capital de Venezuela (Provincia de Venezuela) y la tercera ciudad fundada en territorio nacional. Coro es fundada el 26 de julio de 1527 por Juan Martín de Ampíes, oficial del ejército español. Previo a ésta, Juan pacta infructuosamente respetar la autoridad del Cacique Manaure, máxima autoridad de los Caquetíos, cuando por mandato del emperador Carlos I de España, llega a tierra firme el primer Gobernador y Capitán General Ambrosio Alfinger, en representación de los Welser para explorar, fundar ciudades y explotar los recursos del amplio territorio comprendido entre el Cabo de la Vela y Maracapana (cerca de Barcelona).

Ante tal situación, Santa Ana de Coro es Capital de Venezuela entre los años de 1527 y 1545.

En 1993, la UNESCO declara a la ciudad como Patrimonio de la Humanidad gracias a su historia, cultura y su bien conservada arquitectura de la época colonial y republicana. Este es el primer sitio en Venezuela que se declara como tal.

  1. Nuestra Señora de la Pura y Limpia Concepción de El Tocuyo (El Tocuyo, Estado Lara)

Iglesia de la Inmaculada Concepción, El Tocuyo

Fundada el 07 de diciembre de 1545 por el funcionario real Juan de Carvajal. Se comenta que, en medio de un “vacío de poder” a cargo de Phillipe Von Hutten, Juan de Carvajal moviliza a la mayoría de las familias de Santa Ana de Coro a un valle muy fértil con el fin de que allí pudieran sembrar y criar animales. Allí en el valle, ubicado junto al río Tocuyo, se establece con estas familias fundando la ciudad de El Tocuyo y convirtiéndola en la nueva Capital de la Provincia de Venezuela.

En los años siguientes, de El Tocuyo saldrían diferentes expediciones para ir poblando ciudades en la Provincia de Venezuela. Por tal razón, desde entonces, se le califica como la “Ciudad Madre” de Venezuela.

El Tocuyo es Capital de Venezuela entre los años de 1545 y 1577.

  1. Nuestra Señora de la Anunciación de Nueva Valencia del Rey (Valencia, Estado Carabobo)

Campo de Carabobo, inmediaciones de Valencia

Fundada el 25 de Marzo de 1555 por Alonso Díaz Moreno. Valencia ha sido capital de Venezuela en tres ocasiones: la primera en 1812, durante la Guerra de Independencia y cuando los poderes públicos del Gobierno Provisional se trasladaron allí; la segunda inmediatamente después de la disolución de la Gran Colombia en 1830 y la tercera en 1858, luego del triunfo de la Revolución de Marzo.

Actualmente, Valencia es la ciudad más poblada de la Región Central y la tercera más poblada de Venezuela.

  1. Maracay (Estado Aragua)

El Toro de Las Delicias, emblema de Maracay

Fundada por Andrés Pérez Almarza en 1697. La “Ciudad Jardín”, como también se le conoce, ha sido capital de Venezuela en 2 ocasiones: La primera en el año de 1814 y recordada por jugar un papel importante en la lucha de independencia de España y la segunda entre los años de 1908 y 1936 durante la presidencia del General tachirense Juan Vicente Gómez. En la primera ocasión, Maracay se erige capital cuando Francisco de Miranda establece allí su Cuartel General. En la segunda y por motivos similares, por ser el lugar desde donde el General Gómez llevaría las riendas de la nación. La selección de Maracay, en esta ocasión, obedece a motivos meramente personales, ya que la ciudad, en su clima y en su paisaje, “le recuerda a su natal Táchira”.

En la actualidad, Maracay –además de ser capital del Estado Aragua- se mantiene como una de las 5 ciudades más importantes de Venezuela.

  1. Santo Tomás de la Nueva Guayana de la Angostura del Orinoco (Ciudad Bolívar, Estado Bolívar)

Vista aérea de Ciudad Bolívar (Angostura) y de parte del Río Orinoco

Fundada el 21 de diciembre de 1595 por Don Antonio de Berrío, procedente de la Nueva Granada. En el Congreso Constituyente de Angostura, el 15 de febrero de 1819, se decreta a la Ciudad de Angostura como Capital Provisional de Venezuela, hasta lograr la liberación de Venezuela, resolución que se consolida con la victoria en La Batalla de Carabobo, el 24 de junio de 1821.

Este Congreso, sitiado en Angostura representa el segundo congreso constituyente de Venezuela y la razón histórica para que, entre los años de 1819 y 1821, ésta sea la Capital Provisional de Venezuela.

  1. Nuestra Señora de Guadalupe de La Victoria (La Victoria, Estado Aragua)

Plaza José Félix Ribas, La Victoria

No se tiene certeza en la fecha de su fundación. Hay 2 versiones: una primera donde se señala que fue fundada en 1593 por el Capitán Francisco de Loreto, y una segunda que nombra como responsables al Capitán Pedro Gutiérrez de Lugo y al Padre Gabriel de Mendoza y como da fecha de fundación el 18 de Noviembre de 1620.

Como conmemoración del Bicentenario de la Batalla de La Victoria, el 12 de Febrero de 2014, el Presidente de la República, Nicolás Maduro, la hace Capital Internacional y Cultural de Venezuela por un día, ganando además el reconocimiento como “Ciudad de la Juventud Venezolana” con la inauguración de los monumentos: Paseo Bicentenario de La Victoria y Parque Nacional Cerro de la Juventud.

  1. Santiago de León de Caracas (Caracas, Distrito Capital)

Av. Bolívar, Caracas

La actual Capital de Venezuela fue fundada el 25 de Julio de 1527 por Diego de Losada. A la fecha, la ciudad de Caracas ha sido capital de Venezuela unas cinco veces en diferentes ocasiones: 1577 a 1812 en tiempos de la Provincia de Venezuela, 1813 a 1814 durante la Segunda República, 1817 a 1819 en la Tercera República, 1830 a 1908 entre los gobiernos de José Antonio Páez y Cipriano Castro y finalmente a partir de 1936, luego del fallecimiento del General Juan Vicente Gómez y con la llegada al poder del General Eleazar López Contreras.

Fuente: https://www.latiendavenezolana.com/

PANA: Una App ofrece resguardo a conductores de Caracas

PANA ofrece un servicio de acompañamiento vial que cuenta con 40 empleados y al menos 28 de ellos son motorizados, que esperan mientras llega el servicio de grúa o las autoridades correspondientes según sea el caso.

Como un apoyo a los conductores venezolanos, un grupo de emprendedores venezolanos crearon la aplicación PANA, “un servicio de resguardo y acompañamiento para cuando te accidentas en la vía”, el cual funciona las 24 horas del día los 365 días del año, de acuerdo con la descripción que se puede leer en el sitio web de panatech.io.

PANA ofrece un servicio de acompañamiento vial que cuenta con 40 empleados y al menos 28 de ellos son motorizados, que esperan mientras llega el servicio de grúa o las autoridades correspondientes según sea el caso.

¿Cómo funciona?

El Centro de Control de PANA dispone de alianzas con proveedores para crear el enlace con servicios adicionales básicos como: Solicitud de grúa, ambulancia, comunicación con la autoridad de tránsito, líneas de taxi, además de cuerpos policiales y de bomberos.

La suscripción al servicio es por persona, no por vehículo, de manera que si el beneficiario se encuentra en el vehículo de un tercero podrá hacer uso de PANA.

En caso de no tener cobertura de datos móviles o acceso a Internet, la App lo reconocerá automaticamente, al hacer click en “Solicitar Servicio” redireccionará la acción y llamará por teléfono al Centro de Control.

En caso de no tener acceso a su teléfono el usuario podrá comunicarse con PANA a través de los números del Centro de Control que le serán suministrados una vez se suscriban al servicio.

Los Operadores que se harán presentes al solicitar el servicio están uniformados e identificados con insignias de PANA. Serán dos operadores, cada uno en una moto y estarán previamente informados de la ubicación y datos para identificar al usuario.

Las estadísticas reflejan un tiempo promedio de 14 minutos para que los operadores se apersonen en el lugar de la emergencia. Sin embargo, PANA mantiene un rango máximo de 20 minutos de espera.

En su sitio web contabilizan más de 5.000 servicios exitosos ofrecidos en la ciudad de Caracas (donde se encuentra limitado el servicio) y con una tarifa de 4 millones 800 mil bolívares anual, que la persona puede usar ilimitadamente.

A través de nuestra app puedes suscribirte al servicio y solicitarlo cuando lo necesites. Nuestro Centro de Control está alerta las 24 horas al día, 365 días al año”, destaca la página de PANA.

Más de 700 personas se han suscrito al servicio que fue fundado en 2017 por los hermanos Domingo y Juan Cristóbal Coronil, quienes planean ampliar sus servicios a otras ciudades; asimismo, próximamente estará disponible PANA Corporativo, a través de la cual podrán contratar el servicio para empleados de empresas de una forma sencilla.

Fuente: http://www.noticias.com.ve/

La historia de Caracas

Esta es la historia de Caracas: Los antecedentes de la fundación de Caracas se originan en el hato ganadero de San Francisco, que en 1560 estableciera el mestizo Francisco Fajardo.

Dicha fundación se hizo a partir de otra población previa fundada en la costa de Caracas por el mismo Fajardo, y como consecuencia de sus intentos de poblar el valle de los Toromaimas o de San Francisco, para apoyar y defender la explotación de minas de oro descubiertas el año previo en el área cercana de Los Teques, donde habitaba el Cacique Guaicaipuro.

Fajardo partió dos veces, en 1555 y 1558, desde Margarita, su isla natal, para fundar ciudades en tierra firme, usando su familiaridad y amistad con los indígenas que poblaban las costas nor-orientales y nor-centrales de Venezuela, y aprovechando la ventaja de dominar la lengua de los indígenas Caracas, sus parientes de la costa.

Cuando el conquistador español Juan Rodríguez Suárez llegaba al hato de San Francisco, la comarca estaba en guerra contra los invasores españoles, y a diario era atacado el hato con las consiguientes pérdidas de personas y animales.

Con el objeto de fortalecer aquella instalación y utilizarla como base estratégica para la futura conquista del territorio, Rodríguez Suárez la convierte en Villa de San Francisco, nombra alcalde y regidores, y reparte tierras entre los soldados. Sin embargo, dicha fundación no sobrevivió al ataque de los indígenas de las etnias Teques, Mariches, Toromaimas y demás habitantes de la provincia confederados por Guaicaipuro.

En 1567, el conquistador español Diego de Losada, siguiendo una Real Cédula emitida en 1563, a raíz del despoblamiento de San Francisco, puebla el lugar, ordena su reedificación y refunda formalmente la ciudad el 25 de julio de 1567 con el nombre de Santiago de León de Caracas, nombre que perdura hasta nuestros días, tomando el topónimo de Caracas por el nombre llevado por los indígenas que habitaban la región a la llegada de los conquistadores y el nombre del apóstol Santiago por la fecha de la fundación y por la evocación de Santiago “el matamoros” para que sirviese como guía espiritual en la lucha contra los nativos.

Caracas es el nombre de la tribu que habitaba el Valle de Los Caracas, uno de los valles costeros contiguos a la actual ciudad por el norte, topónimo aún vigente. Esta tribu era conocida por los españoles asentados en la isla perlífera de Cubagua debido a sus expediciones esclavistas a esa costa entre 1528 y 1540, por lo cual se hizo palabra usual entre los españoles del oriente del país como topónimo de referencia para toda la zona y con ello se generalizó el nombre a las tierras del área de Caracas.

El origen del nombre “Santiago de León de Caracas”

Son varias las teorías sobre la fuente que llevó al nombre de Santiago de León de Caracas. La más generalizada es la de que la ciudad lleva el nombre Santiago en honor a Santiago el Mayor, por el apóstol tradicional de la reconquista española, que era el santo militar de España; León, en honor al apellido del gobernador de la Provincia para la época, Ponce de León; y Caracas por los aborígenes que poblaban la provincia al momento de la fundación. Como se aprecia, si se tomara el apellido León como caso para explicar el nombre de la ciudad, pudiera alegarse que debió ser Ponce y no León el apellido elegido, argumento que alegan algunos autores para descalificar esta hipótesis, pues existe como ejemplo la ciudad de Ponce nombrada y fundada por un Ponce de León en Puerto Rico.

Otra tesis, la que ha tomado más relevancia, sigue la teoría de que Santiago de León proviene de los orígenes antes mencionados pero que el nombre de Caracas fue tomado de una flor que los indígenas llamaban caraca, que abundaba en el valle donde hoy está la ciudad.

Esta flor, en verdad una hierba, también llamada localmente como “pira”, es el conocido amaranto, que tiene un alto valor nutricional por su alto contenido en proteínas.

En realidad el nombre Caracas la toma el capitán poblador del nombre de la provincia, y este proviene a su vez del nombre de una etnia de su costa. La Relación de Pimentel de 1578 ofrece una explicación al nombre de Caracas como el gentilicio dado a esa tribu, e informa que alude efectivamente a esa planta y a que la etnia es tan abundante como la pira o amaranto con quienes otras etnias aborígenes la comparan, dándoles por ello el nombre de Caracas.

Una tercera hipótesis alega que el nombre de Santiago lo decidió Diego de Losada, el fundador de la ciudad, luego de la victoria española en la Batalla de Maracapana en recuerdo al día en que los indígenas Caracas de la costa dieron la paz, o se rindieron en julio de 1567 ante el representante del rey, Diego de Losada, ya que al parecer dicho acto protocolar de rendición de estos Caracas se hizo adrede el 25 de julio de 1567, día de Santiago.

El nombre de León se debería adicionalmente al día en que se fundó la ciudad, día de San León, según esta novedosa tesis, que litúrgicamente se celebra el 1 de marzo. Aunque claramente se ve tanto como la bandera, como el escudo de la ciudad recuerdan a la bandera y el escudo del Reino de León respectivamente.

Fuente: http://culturizando.com/

1001 Ideas obtienen primer lugar en el Caracas StartUp Weekend Fintech 2018 con su proyecto Idearium

1001 Ideas se encarga de involucrar a jóvenes a los temas públicos y sociales a través de la innovación

Carlos Eduardo Vargas, Director Ejecutivo, e Irving Briceño, Director de Conocimientos de la empresa Social 1001 Ideas obtuvieron el primer lugar con su proyecto Idearium en el Caracas StartUp Weekend, edición Fintech (tecnologías financieras), realizado el 22, 23 y 24 de julio en las instalaciones de Wayra Venezuela.

Idearium es un proyecto que tenía tiempo rondando en las mentes de Irving y Carlos; En la pasada Asamblea Juvenil de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), realizada en agosto de 2017, los jóvenes presentaron su proyecto en el concurso Ideas for action del Banco Mundial que apoya iniciativas sociales que tengan que ver con el tema financiero. El proyecto era una propuesta de microinversiones de impacto para empresas sociales de Venezuela. En esa oportunidad no fueron seleccionados.

La idea fue madurando y se volvió a presentar en el Foro Latinoamericano de Inversión de Impacto en México en marzo de 2017, la idea consistía en hacer un fondo de microinversiones para empresas sociales en Venezuela y las Américas implementado con blockchain.

En base a ese último cambio, Idearium fue presentado en la más reciente edición del Caracas StartUp Weekend como una plataforma de microinversiones de impacto para empresas sociales a través de blockchain, obteniendo la mayor cantidad de votos (29) que lo hicieron merecedor de un cupo para incubarse durante los dos días siguientes.

Los Startup Weekends son eventos que reúnen a la comunidad de emprendimiento para acelerar sus ideas, colaborar, conectar, aprender y crear startups. Tiene una duración de 54 horas, comenzando con la presentación de ideas el viernes por la noche, continuando con el desarrollo de un modelo de negocio, validación de mercado y la creación de un prototipo básico funcional durante el sábado y la mañana del domingo. Durante este proceso, los participantes son asesorados por mentores expertos. La jornada culmina con la presentación de los proyectos ante un panel de jueces expertos que seleccionan los proyectos ganadores.

Durante StartUp Weekend, Idearium se comenzó a construir con un gran equipo de profesionales: la arquitecto y docente, Marlene Fonseca; el especialista en Finanzas y Criptoactivos, José Vera; el especialista en programación y diseño, Jesús Sánchez; y el especialista en Creatividad y publicidad, Tulio Dávila.

Después de un arduo y fructífero trabajo, se presentó Idearium como un modelo de intermediación inteligente para la inversión social que implica conexión entre instituciones financieras, los jóvenes y las empresas sociales a través de un sistema compartido de blockchain, crowdinvesting y gainsharing.

Idearium se presentó junto a otras nueve propuestas y logró hacerse con el primer lugar y obtener servicios digitales gratuitos, mentorías y talleres de capacitación, así como participación diferentes programas en medios de comunicación.

Este un logro importante porque convalida un proyecto que era una idea y que ahora es una realidad, este nuevo equipo formado en el StartUp Weekend se integrará a 1001 Ideas para seguir incubando esta innovadora propuesta junto a la coordinadora de invención de la Organización, Carolina Castillo (antigua Directora de la Escuela de Emprendedores de Chacao).

Fuente: http://www.ultimasnoticias.com.ve/

Caracas Pork: una cocina sobre cuatro ruedas que revoluciona la comida callejera #FajadosPorVenezuela

Del camión negro de Caracas Pork no sale smog, sino el delicioso aroma a cerdo ahumado que emana de sus fogones. Puertas adentro, tres socios fueron los que empezaron a cocinar una deliciosa idea —aderezada con un poco de salsa barbecue— que revolucionó por completo el concepto de comida callejera en Caracas: un foodtruck ambulante que sirviera platillos hechos con ingredientes de alta calidad.

Esther Rodríguez y Alexander Gomes son los dos socios actuales de Caracas Pork, un restaurante sobre ruedas que se convirtió en pionero en la tendencia de los camiones de comida o foodtrucks en el país. Al igual que muchos otros jóvenes, la idea de escapar de la crisis se les cruzó a Esther y a Alexander, pero las ganas de hacer algo diferente pudieron más.

“Primero pensamos en montar un local de cuatro paredes. Luego de estudiar los permisos, los costos de remodelación, los costos del sitio, las patentes y las nóminas, nos decidimos por montar un foodtruck, cuenta Alexander sobre una tendencia que ya habían visto convertirse en algo muy popular en ciudades como Miami, Nueva York y Santiago de Chile.

Emprender en Venezuela fue una gran apuesta para los socios de Caracas Pork. El equipo no solo le puso “un camión” de ganas a una idea, sino también todo sus ahorros. “El poco dinero que teníamos lo invertimos aquí”, dice Alexander. Y no se arrepiente ni un poco de haber escogido quedarse. “Ha valido la pena, la recepción ha sido genial”, agrega.

Calidad y esmero. Ese es el sello que marca a los platos que salen de la ventanilla del camión negro y que terminan en manos de los consumidores. Todos tienen un denominador común: la carne de cerdo, proteína que “está de moda” en Caracas y que se ha convertido en el protagonista de los menúsemergentes en servicios de catering, nuevos locales y puestos de comida.

Costillitas con salsa barbecue al estilo Saint Louis, sánduches de pulled pork (cerdo desmechado) o chicharrón como el de los puesticos de ciudades al borde de la carretera. Caracas Pork sirve comida internacional y local, pero siempre con un toque gastrónomo.

“Uno de los favoritos es el chicharrón. Nosotros hicimos nuestra versión gourmet y le colocamos salsa sriracha (una salsa picante muy popular en Asia)”, apunta Alexander.

Sin embargo, Caracas Pork no solo buscan experimentar con las recetas venezolanas que tienen al cochino como ingrediente principal. Sus creadores también quieren rescatar espacios de la capital, perdidos por la falta de ofertas de esparcimiento y la inseguridad.

“Es muy raro ver a gente en las plazas y nosotros hemos estado tratando de rescatar los espacios de la ciudad con el foodtruck. Hemos ido a la plaza Altamira, a la plaza Alfredo Sadel y a la redoma de La Lagunita. Gestionamos nuestros permisos con las alcaldías de Chacao, Baruta y El Hatillo”, explica.

Y las plazas se llenan, por lo menos mientras permanece el camión estacionado, con personas apropiándose del asfalto y las aceras mientras degustan el menú de cerdo ahumado de Caracas Pork.

Los dos socios actuales se sorprenden del éxito que ha tenido su idea, pero no se detienen a pesar de la adversidad: se mueven por toda Caracas, de ferias, a centros comerciales, a plazas, para ofrecer una nueva alternativa a su gente. “En tiempos de crisis, los venezolanos nos reinventamos. Siempre existen las ganas y el amor al país”, remata Alexander.

Fuente: http://efectococuyo.com/

Impact Hub Caracas entre los 10 centros de excelencia global

El emprendimiento en Venezuela está de fiesta, pues Impact Hub Caracas está entre los 10 primeros Centros de Excelencia a escala global de la red, esto de acuerdo al reciente ranking publicado en su web.

La directora y cofundadora de esta comunidad, Claudia Valladares, expresó que “hoy compartimos con todos los venezolanos una buena noticia, de esas que tanta falta le hacen a nuestro país. Nos llena de orgullo y felicidad que Impact Hub Caracas esté entre los 10 primeros Centros de Excelencia a escala global de la Asociación y eso sólo puede ser posible gracias al aporte invaluable de nuestra comunidad y el equipo que me acompaña”.

“Recientemente la organización anunció los Impact Hub que destacaron por su excelencia operativa, por vivir la innovación, por su contribución constante a los bienes colectivos, generando impacto y colaborando en la construcción de una comunidad fuerte. El Impact Hub Caracas se diferenció de los demás por los programas de aceleración, formación e impacto social que ofrecemos, así como por el crecimiento de nuestra comunidad y aumento en la cantidad de membresías” señaló Valladares.

Vale la pena destacar que los Centros de Excelencia tienen como objetivo ayudar a construir lazos entre los Impact Hubs elegidos y buscan identificar formas en las que puedan transmitir su excelencia a otros Impact Hubs como parte del #NextLevel Strategy (Estrategia del Siguiente Nivel), nombre con el que abreviamos el plan estratégico global para los próximos tres años.

El ranking quedó de la siguiente manera:

África y Medio Oriente: Impact Hub Accra

Asia y Pacífico: Impact Hub Phnom Penh

Europa: Impact Hub Amsterdam, Impact Hub Madrid, Impact Hub Prague e Impact Hub Vienna

América Latina y el Caribe: Impact Hub Caracas, Impact Hub Florianopolis y Impact Hub Ciudad de México

América del Norte: Impact Hub Ottawa

La líder de esta comunidad de emprendimiento en la capital reiteró su compromiso en seguir generando impacto positivo a través del emprendimiento, contribuyendo así a una mejor sociedad y a un mundo mejor, más justo y sostenible.

Fuente: https://caracas.impacthub.net/

Fe y Alegría renueva compromiso con inclusión educativa en sus 63 años

Llevar educación popular, formación integral en valores y capacitación para el trabajo fue la premisa con la que hace 63 años fue fundado Fe y Alegría, organización que forma parte de la Asociación Venezolana de Educación Católica. Este espíritu se mantiene con nuevos retos orientados a la expansión, crecimiento y afianzamiento de la calidad educativa, dijo Noelbis Aguilar, directora Nacional de Escuela de Fe y Alegría.

“Nos hemos propuesto expandir y mantener nuestra red de formación, capacitación, como una opción para la inclusión de niños, niñas, jóvenes y adultos de los sectores menos favorecidos”, expresó.

Con una matrícula de 114.000 estudiantes en 173 escuelas de todo el país, además de 5 institutos universitarios, 25 radiodifusoras y presencia en 21 países, donde se replicó la iniciativa que nació en una vivienda precaria de la parroquia 23 de Enero de Caracas.

“Hoy estamos en toda América Latina, en África, en Europa. Cubrimos las necesidades de educación de niños en Haití, Chad y hasta en Italia, con un centro en el que atendemos emigrantes y refugiados”, señaló.

Aguilar enfatizó la importancia de la solidaridad y el trabajo comprometido para consolidar una red, que lleva educación de calidad a lugares recónditos, pese a todas las adversidades. “Hemos logrado permanecer gracias al compromiso y la solidaridad de un equipo dispuesto a mejorar la calidad de vida de miles de niños, jóvenes y adultos en su proceso de inserción a la vida laboral con éxito y con una base espiritual fuerte”, añadió.

Como Marieugenia Peña, una beneficiaria de Fe y Alegría desde la educación preescolar, asistió al Centro de Formación de Pampero, en Ocumare del Tuy, lugar al que volvió años después como docente en el programa IRFA, con el que se lleva educación a distancia a adultos descolarizados.

“Me formé en Fe y Alegría desde el preescolar, obtuve mi título de bachiller, luego de docente y volví como educadora los sábados. Es compromiso no solo pertenecer, sino multiplicar las oportunidades”, expresó.

Fuente: http://si-venezuela.com/